miércoles, 13 de junio de 2012

ORFANATO DE "AGÜELOS"

El domingo por la tarde, cuando volvíamos a casa, nos encontramos con una señora bastante mayor muy nerviosa y angustiada. La mujer se había perdido y no era capaz de regresar a su casa. En nuestro pueblo hay una residencia de ancianos muy grande en el casco urbano y me imaginé que había salido de allí. Traté de tranquilizarla y le dije que nosotras la llevábamos a su casa.
Xiao la miraba muy impresionada. Le cogió la mano entre sus dos manos y le hacía caricias mientras le susurraba "tranquila, agüelita, que mi madre sabe donde está tu casa, tu tranquila, no te preocupes que nosotras te ayudamos" y se llevaba la mano de a la "agüela" a la mejilla. Toda ternura.
Llevamos a la pobre mujer y a su angustia hasta la resindencia. Y efectivamente, había salido de allí. La pobre mujer se emocionó cuando se sintió segura, nos dió las gracias y a Xiao un gran beso y abrazo.
Cuando salimos me preguntó qué era ese sitio tan grande, que era muy grande. Le expliqué que era una residencia, un lugar donde viven muchos abuelos que están solos o que ya no pueden vivir solos y se van allí para que les cuiden. Y me suelta: "ah, ya lo entiendo, es un orfanato de agüelos. Pues pobrecillos que no tienen a nadie, no me extraña que esa agüela estaba tan triste si tiene que vivir en un orfanato".
Ayer se lo contó a mi madre (que tiene una enfermedad degenerativa y suele necesitar mucha ayuda) y le dice: "menos mal quie tienes al agüelo que te cuida, que sino.......... ¡¡¡ay, madre mía, menos mal!!!".



8 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo con ella, las residencias, los asilos, me hacen el mismo efecto, con la tristeza de que parecen meros 'esperadores' de la muerte... las dos veces que he estado en una, he salido con una tristeza...

    Me parece preciosa su reaccion con la señora perdida; si alguna vez tienes alguna duda de si lo estás haciendo bien con tu hija (duda que a todas las madres nos asalta alguna vez) acuerdate de esta anecdota... donde se nota de qué esta lleno su corazon

    ResponderEliminar
  2. Ay pobre lo que pasaría por la cabecita de tu hija en esos momentos. ¿Ves que la tranquilizó como tú haces con ella? Empática... qué bonita historia. Seguro que mucha gente pasó alrededor de esta señora y la dejó allí, sola. Y tu hija tiene toda la razón del mundo... es un "orfanato de ancianos". besotes

    ResponderEliminar
  3. Tristemente, lo ha definido tal y como es. ¡Qué sabios son los niños!

    Qué penita de la señora :(

    ResponderEliminar
  4. Qué sensibilidad de Xiao, los niños reflejan lo que viven!! Felicidades por esa hija, beso enorme para las dos!!

    ResponderEliminar
  5. nada más cerca de la realidad...

    ResponderEliminar
  6. Esa, la que tan bien ha sabido definir tu hija, es la que a mí me llena el corazón cuando entro en una residencia de abuelos...esperando...qué?...quizás a que sus nietos y sus hijos vayan a darles un poco de alegría...Ellos que fueron valientes, luchadores, bellos, jóvenes...que vivieron vidas difíciles, trepidantes, tranquilas, placenteras o sacrificadas...se ven postergados y sólos...Qué pena...!! y pensar que fueron igual de jóvenes que nosotros...con sus ilusiones, sus pasiones, sus proyectos...por qué les hacemos esto??? Metidos en un orfanato...un besote, Xiao...

    ResponderEliminar
  7. Hola, soy nueva en esto de los blog y tambien en el tema de la adopcion, afortunadamente ya estamos en espera de nuestra hija.
    navegando di con tu blog y lo primero que leo es algo que me hizo sonreir al primer instante. Es impresionante como ve las cosas tu hija, felicidades por tener una hija hermosa. Un abrazo desde Mexico

    ResponderEliminar
  8. Morì de amorrrrrrrrrr. Esa criatura no se puede creer!!Es un bombonazo!!!
    Besos a las 2!!!!!

    ResponderEliminar