miércoles, 8 de junio de 2011

PAGAMOS POR NUESTROS HIJOS


Uno de los tópicos de la adopción es lo "cara que resulta". La pregunta de "¿cuanto te ha costado?" me la han hecho unas decenas de veces en diferentes modalidades: cuanto habéis pagado, ha sido muy caro, os habrá salido por un pico...... y cosas por el estilo. Siempre he respondido lo mismo: "nunca he hecho las cuentas pero más o menos lo mismo que un embarazo y un parto, solo que a mi no me lo ha cubierto la Seguridad Social."
Me pone enferma que se realcione la solamente la adopción con transacciones de dinero, con oferta-demanda, con conceptos comerciales, con compra de niños. Y artículos como el del personaje meadiático (me niego a tildarla de Señora) Lucía Etxeberría no ayudan.
Desde el instante que una mujer se queda embarazada empieza a haber un gasto. Desde el predictor que se compra en la farmacia, hasta el último minuto que permanece en el hospital despues de parir cuesta dinero. ¿Por que nunca se le pregunta a unos padres recientes cuanto les han pagado por tener a su hijo? Y no contemos el dinero que cuesta un tratamiento de fertilidad. Hay mdicamentos carísimos, análisis, ecografías, intentos fallidos.... y un largo etc. Salen carísimos.
Cuando se recurre al donate de semen o de óvulos, el donante cobra (no mucho, es cierto, pero cobra) y la muestra "se compra".
Se paga por los ahora llamados vientres surrogados, se paga por el ingreso en un hospital, se paga al médico que te atiende.......
Coño, que alguien me diga que tiene de malo pagar (y sí, digo pagar, no donar) al orfanato que alberga un montón de niños que tiene que comer y vivir quien sabe cuanto tiempo, tu propio hijo durante un tiempo. Que me digan que tiene de malo pagar un profesional para que realice un estudio psico-social o a una empresa (gestoria, Ecai o lo que sea) que te ayude en trámites burocráticos. Que me digan que tiene de malo gastarte un pastón en el viaje de tu vida, en vuelos, hoteles y placeres.
Otra cosa es el uso que hacen de nuestro dimero unos y otros. Especialmente el uso que hace el orfanato. Me imagino que habrá de todo. Unos mejor, otros peor, unos bien y otros mal. Hay paises y paises, orfanatos y orfanatos, personas y personas. Unos lo hacen bien y otros mal. Generalizar es errar, por que se mete en el mismo saco a muuuuuuuucha gente. Y repito, no todos actuamos igual. Eso es un hecho.
Cada vez que un hijo se incorpora a una familia, sea de la manera que sea, ha habido un desembolso de dinero importante. SIEMPRE.
Que se desmitifique de una vez que adoptar es caro. Tener un hijo es SIEMPRE caro. Todos los padres hemos pagado por nuestros hijos. ¿Alguno sentís haberlo comprado?

17 comentarios:

  1. Nunca me lo había planteado pero tienes toda la razón. No creo haber hecho nunca esa pregunta pero desde luego a partir de ahora seré todavía más consciente. Un besito

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco lo había visto nunca así... si sirve de algo este dato, en el hospital donde yo di a luz (Joan XXIII, Tarragona)un parto cuesta unos 6.000 euros.

    ResponderEliminar
  3. Hace tiempo que lo ví así, y desde hace tiempo vengo dando esa misma respuesta cuando me dicen que la adopción es para ricos porque vale muuucho....y te lo dicen personas que se han gastado millones en inseminaciones, por la sanidad privada...o personas que se han inseminado las veces permitidas por la sanidad pública...y no tienen ni idea de lo que nos ha costado a todos, de nuestros bolsillos comunes, la Seguridad Social...ese hijito al que tanto ama...

    ¿Por qué tenemos que ser los únicos padres señalados por nuestros gastos en nuestros hijos?...
    Pilar

    ResponderEliminar
  4. Me encanta tu argumentación.
    Gracias.
    Un abrazo,
    Mariajo

    ResponderEliminar
  5. Mira, ese comentario también nos lo han hecho a nosotros y eso que la nuestra fue "gratis" por ser nacional...

    ¿No os han dicho nunca eso de "yo adoptaría si no fuera por el papeleo/dinero"? Siempre he visto esos "argumentos" como para dejar entrever de algún modo que es igual de buena persona que tú o algo así. Me parece horroroso.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Yo siempre he contestado, menos que lo que a costado tu parto que page yo con mis impuestos y que yo sepa mi adopción digo a la persona que me pregunta a ti no te ha costado nada.
    Además yo añado me costo dos años largos de incertidumbre, de espera sin saber cuando.
    Y ahora me esta costando preguntas como esta que me estas haciendo que además suelen hacerlas delante de tus hijos.
    Pero por que será la gente tan preguntona, delante de mi una amiga mia con dos niños de invitro no me dejo contestar y dijo ella, su hija la ha costado menos que a mi los mios que en tratamientos me he dejado una pasta, pero eso fijate a mi, dijo ella, nadie me lo pregunta.
    Y nos dejo de piedra a las dos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Yo pienso como tú, lo he pensado muchas veces. Sólo he recibido esa pregunta una vez y fue mi hermana con lo que la maldad está descartada y le expliqué lo que significa ese gasto. Hay personas que trabajan para que yo haya podido adoptar a mi hijo y las personas que trabajan cobran por trabajar, como todos. Hay papeles, legalizaciones y traducciones que cuestan dinero y son necesarias. Lo que nunca me había planteado, y te agradezco toda esta reflexión, es lo que gasta cualquier familia en ser padres o madres... o lo que gasta la seguridad social, que a veces se nos olvida que la sanidad no es gratuita, como se suele decir, la pagamos todos y los médicos cobran, y las pruebas valen dinero, y los hospitales, etc.
    Desde luego si recibo una pregunta indiscreta y que me de mala sensación sabré qué responder.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. pues hassabido responder muy pero que muy bien,creo que hasta me apetece que a partir de leer tu entrada alguien me vuelva a preguntar,para contestar de esa manera en vez de morirme por dentro de rabia.gracias

    ResponderEliminar
  9. Supongo que desde fuera no nos lo planteamos así. Desde luego a mi no me parece mal que se pague al orfanato, pero como dices, el problema es lo que hacen con ese dinero.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Nosotros somos papas biologicos y adoptivos, y tambien nos han hecho esa pregunta, y yo les digo que nosotros no hemos pagado por una hija, sino que hemos colaborado a que aquellos niños que aun se quedan en el orfanato puedan mejorar su calidad de vida mientras esperan unos papas, que no se preguntan cuanto les va a costar la adopción, sino cuanto pueden ayudar a los demas. Por cierto mi hija biologica nacio gracias a una Fiv, asi que nosotros no pensamos en lo caro que nos ha costado ser papas, sino en los contentos y felices que somos de serlo.

    ResponderEliminar
  11. Yo no considero que mi hermana haya comprado a mi sobrina y aunque así se pensase por el dinero pagado a las instituciones varias pienso que es el mejor dinero gastado del mundo mundial. Si he pensado muchas veces que ese dinero no se utiliza de forma adecuada para esos niños que quedan en los orfanatos y eso si me duele. Por mi parte tras 3 inseminaciones y una niña a punto de nacer creo que he pagado lo mismo que mi hermana por su hija adoptada. Conclusión: ha sido la mejor inversión de nuestra familia.
    Besos fuertes a las dos

    ResponderEliminar
  12. Estoy de acuerdo contigo... en parte.

    Porque yo sí pienso que hay algo de malo en pagar a un orfanato o una ecai... a veces, el hecho de pagar convierte la adopción en un negocio muy goloso para los intermediarios (orfanatos, ecais, mediadores, abogados, etc). Y esto hace que, a veces, cuando se "terminan" los niños que necesitan familia, los busquen entre los niños que sí tienen familia. En Etiopía, de donde es mi hijo mayor, muchos niños llegan directamente desde sus casas a la casa cuna de la ecai, por ejemplo, porque hay unos personajes (a menudo muy siniestros) que van por las plazas de los pueblos a "recolectar" niños de familias muy pobres y muy ignorantes. Esto, que está ampliamente documentado (circulan hasta vídeos del momento de la "recolecta"), es consecuencia directa del hecho de que la adopción mueva mucho dinero. La oferta se genera a partir de nuestra demanda, la de los padres.

    He usado a conciencia palabras que usaríamos a la hora de hablar de comprar, por ejemplo, en el Corte Inglés. Porque estas prácticas convierten la adopción en compra-venta de niños, y por tanto, los niños en mercancía.

    http://madredemarte.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  13. Estoy totalmente de acuerdo contigo. A mi me han preguntado ¿cuanto te ha costado?, y mi respuesta es siempre la misma. El mayor 4 años, y la pequeña 6 años y 24 horas de avión

    ResponderEliminar
  14. Indignante lo he esta señora, por llamarle de algún modo.
    Me ha encantado tu modo de verlo y explicarlo, me la apunto con tu permiso!!! Un besazo.

    ResponderEliminar
  15. Bueno, indudablemente adoptar es algo maravilloso, tener un hijo biológico también lo es, y si es con tratamiento pues igual de maravilloso. No estoy nada de acuerdo en compararlo con lo que vale un embarazo o un parto o lo que vale un tratamiento, el compararlo en si es un error. Cada uno lo hace como puede, y lo importante es lo maravilloso que es traer un hijo al mundo. Me parece que en esa respuesta hay mucho resentimiento hacia quien lo trae por otros medios que no sea la adopción y eso es un error. A la gente que le importa, cada uno gasta como bien dices su dinero en lo que quiere, lamentablemente adoptar es muy caro y sí que se tiene la sensación de comprar un hijo, las instituciones tienen la culpa, pero eso no tiene nada de malo ni tenemos que contestar a las personas que preguntan con ese resentimiento. Quien no haya hecho alguna vez alguna pregunta indebida que tire la primera piedra...
    No solo los que adoptan recorren un largo y tortuoso camino, las personas que se hacen tratamiento también pasan lo suyo, no hay que desmerecer a nadie.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo, no he tenido en ningún momento la intención de transmitir resentimiento hacia nadie, por que no lo hay. Ni estoy desmereciendo a nadie tampoco. Yo decidí adoptar y no pasar por tratamientos de fertilidad, que me hubieran costado, además de dinero, un desgaste físico y psíquico que no estaba dispuesta a pagar. Descarte la opción voluntaria y conscientemente. Ni rencor, ni resentimiento, ni envidia, ni nada parecido. No añoro un embarazo, ni un parto, ni una genética heredada.
    Me da rabia, me molesta y hasta me ofende a veces, que la gente considere que la adopción es cara, y sin embargo un tratamiento de fertilidad es algo maravilloso a lo que no hay que poner precio. No son las instituciones las que dan un sentido u otro a las cosas, somos las personas. Cuando uno entrega dinero está pagando (hecho objetivo) y no estoy comparando cuando digo que se paga cuando se adopta, cuando se pare, cuando se hacen FIV, por una muestra de esperma y por una barra de pan. Es una cadena de hechos objetivos, no una comparación.
    Es más, mi maternidad, la MÍA, como yo la he vivido, y como yo la vivo, es única, incomparable con ninguna otra, ni mejor ni peor, simplemente es la mía.
    Y también añadiré que prefiero 100 malos que a un tonto. Muchas veces es más dañino el que habla por ignorancia que el que lo hace con maldad. Preguntas incómodas hacemos todos alguna vez, es cierto, pero cuando humillan y dañan a un niño hay que tener cuidado. Y, sobretodo, despojarse de convecionalismos y prejuicios antes de abrir la boca.

    ResponderEliminar
  17. Nunca lo he visto de esa manera, jeje. Buena respuesta, me la apunto

    ResponderEliminar