jueves, 8 de abril de 2010

REGRESIONES

No sé si son regresiones, pasos atrás o pasos adelante, pero se dan y a veces son muy duros de llevar, aunque te lleven hacia adelante.
Mi hija tiene una muy fuerte. Despues de la experiencia hospital y operación ha cerrado la ostra; vuelve a no querer confiar.
Me parte el alma verla sufrir así, verla encerradita, con su cara de miedo sin querer que la toque o le hable.
Para ella toda esta experiencia ha sido muy traumática. Por un lado está convencida de que la he operado yo y me lo reprocha, como es lógico. ¡¡¡Menuda le he preparado!!! El día de la operación me dejaron entrar con ella hasta el quirófano y estar dándole la mano y en su campo visual hasta que se durmió (salir del quirófano fue una de esas cosas difíciles que no tienes más remedio que hacer). Y cuando despertó su madre no estaba y ella tenía un heridón que le dolía en la espalda, un tubo en la nariz, otro en el chichi, una vía en cada mano con sendos sueros, mascarilla de oxísgeno....... y miedo, mucho miedo. Cuando entré en la UVI a verla me dió un bofetón, me llamó mala y reclamó a su padre. No habían pasado 3 minutos y ya me estaba llamando y abrazandose a mi. Pero tiene eso dentro, que su madre le hizo un daño tremendo y no lo entiende.
Creo que lo que le pasa es que por un lado le da miedo confiar en mi y por otro le da miedo perder lo que tiene conmigo. Y se pasa el día dando una de cal y otra de arena. Pero es por la noche cuando cierra la ostra y se pone infinitamente triste..... sólo puedo estar ahí y esperar que se abra, pero es muy difícil soportarlo. Ella no se puede ni imaginar cuanto daño me hace verla de esa manera, cuanto sufro por ella.
Poco a poco.... está claro que su recuperacióm física va a ser rápida, pero nos quedará la otra, la recuperación de su corazoncito, tan dañado. Y esa va a costar un poco más.
Me cuesta muchísimo digerir el sufrimiento de mi hija, el que tuvo cuando yo no estaba... la famosa mochila.

11 comentarios:

  1. Carmen,

    Siento que estéis pasando esta dolorosa etapa ambas. Lo estás haciendo bien, no te preocupes, con cariño y estar junto a ella acabará entendiendo que no le has hecho nada malo y volverá abrirse.

    Tiempo, paciencia, cariño, estar ahí... no hay fórmulas mágicas, es una receta sencilla, aunque cocer la receta cueste bastante y sea difícil.

    Un beso y ánimo!

    ResponderEliminar
  2. Tiene que ser muy duro lo que cuentas. Aunque no tengo experiencia (todavía), creo que pronto comprenderá que todo lo que haces, lo haces por ella, por que esté bien y que la quieres por encima de todo y de todos.
    Mucha paciencia y amor y de eso no te falta, curarán poco a poco sus heridas.
    Mucho ánimo y aquí estoy para lo que necesites.
    Un abrazo muy fuerte.
    http://adoptaextremadura.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Hola Carmen. Siento la situación en la que estáis. Los humanos somos muy injustos y siempre hacemos daño a quien más queremos y quizás a la persona que muestre más debilidad. Tiene que ser muy dificil pero tienes que ser fuerte y poquito a poco seguro que volverá a confiar. A medida que el dolor físico se le vaya, volverá a abrir su corazón y te dejará entrar. Cuando nos metimos en esta ""aventura "" de la adopción nadie nos dijo que fuera a ser fácil, y tú mejor que nadie lo estás viendo. Mucho ánimo, y que todo vaya bien lo más pronto posible. Un beso muy fuerte de Raquel, Javier , Raulete y Noa Jiaxí.

    ResponderEliminar
  4. Hola chicas! Te comprendo muy bien, hace dos años operaron a mi niña. Entonces tenía 3 añitos y hacía muy poco que llegamos de Ucrania. Después de unos meses de adaptación aquello supuso un gran retroceso. No hay fórmulas mágicas. Habla mucho con ella, cuéntale por que ha sido operada, explícale que de cosas va a poder hacer de ahora en adelante, dale mucho cariño. Lo se es muy duro para tí, pero aún más para ella. Mucha paciencia y ánimo. Besos desde Euskadi. Maitte.

    ResponderEliminar
  5. Hola Carmen!

    Animo, y mucha paciencia corazon, mis hijos son biologicos, y los dos hacen lo mismo, a la que les he renido o estamos en el medico y les ponen una inyeccion empiezan :PAPAAAAAAAAAA

    Mas y mejor, Dylan ahora que ha estado mi madre una temporada con nosotros, cuando le digo que a dormir la fiesta empieza: PAPA, YAYA.

    De verdad que a veces no se dan cuenta lo que duele, aunque lo hagan sin mala intencion.

    El resto ya veras, que dara un paso de gigante para adelante, no hay nada que el amor no conquiste.

    Cuidaros mucho

    Clara

    ResponderEliminar
  6. Mucho ánimo Carmen! y toda la energÍa del mundo, para que vuelva a abrirse y a empezar a ser feliz, y a vivir como una niña de su edad. Aunque nuestros hijos son especiales, llevan la famosa mochila a cuestas y ahí estaremos siempre para ayudarlos y apoyarlos. Mucho amor y paciencia. Tenéis una hija muy sensible y maravillosa, que te quiere con locura. Y eres toda una MADRAZA!. Os deseo toda la fuerza del mundo y espero que en la próxima entrada nos cuentes que se está recuperando en todos los sentidos.
    Un besazo muy fuerte a las dos.
    María

    ResponderEliminar
  7. Hola Carmen! Creo que la peque necesita volver a recuperar confianza, y lo conseguirá a base de mucho, mucho cariño y de argumentos que ella pueda comprender... Es una etapa, después volverá a confiar en ti, no te angusties, que entonces ella lo captará!!!
    Animos!!
    Mariajo

    ResponderEliminar
  8. Ay, guapa, sólo puedo imaginarme por lo que estáis pasando. Pero por otro lado, estoy tranquila, porque sé que tu instinto de madre es inmenso, y que Carmen es tu hija, con mochila, maleta y lo que haga falta. Y el hecho de que lo tengas tan claro es el mejor punto de partida para vuestra recuperación, física y psicológica.
    Ánimo guapa, que la paciencia y el cariño los tienes, así que sólo es cuestión de tiempo.

    ResponderEliminar
  9. Siento mucho esta regresión, espero que con paciencia, cariño y buen humor, poco a poco vuelva a confiar en tí, seguro que será así, ya lo verás.
    Te recomiendo leer "la herida primaria" si no está en librerias le falta poco por salir... habla del abandono, etc.
    Saludos.
    Laura.

    ResponderEliminar
  10. Mi hija pequeña llegó a nosotros con 10 meses..........pensamos erroneamente que su mochila era pequeña pero mi niña llevaba dentro una rabia contenida que nos ha hecho sufrir mucho, sobre todo a ella y a nosotros porque a veces no sabíamos qué teníamos que hacer, cómo podíamos ayudarla y eso nos resultaba dolorosísimo, una sensación tremenda de impotencia........la paciencia ha sido nuestra mejor arma. Recuerdo que un día escuche el siguiente proverbio chino: "Quiereme mucho cuando menos lo merezca" y pensamos que por aquí debíamos ir aguantar su rabia y su dolor y quererla mucho y esperar.Ha habido momentos muy muy dificiles.
    Hoy tiene 7 años y es una niña alegre y simpatica y creo que ya confia plenamente en nosotros pero de vez en cuando todavía nos pone a prueba.
    Es duro pero despues de todo lo que habeís pasado estoy segura de que lo conseguireis.
    Un abrazo
    M.

    ResponderEliminar
  11. Ten paciencia, ella no entiende nada de lo que le sucede salvo lo que vé, y es duro confiar y pensar que mamá me ha hecho daño. Pero explicándoselo, con paciencia y mucho cariño todo se supera. Siento los momentos tan duros, pero vendrán otros mejores estoy segura, tan sólo será un recuerdo.
    Besos

    ResponderEliminar