lunes, 16 de agosto de 2010

"NO USTA A MI QUERAS TU"

Este fin de semana Xiao se ha dedicado a hurgarme el higadillo. Ha estado todo el día provocandome, para que me enfadase, echándome de su lado, buscando otros brazos y otros besos (eso ha sonado a historia de amor y traición jajajajaja) y asegurándose de que yo lo viera. Anoche me puso la puntilla. Cuando la llevé a dormir me dijo que no le gusta que la quiera, que la deje sola y me vaya fuera. "No me importa, hija. Eres mi hija y te quiero y te querré aunque tu no lo hagas". Y me suelta "dicido a ti no usta a mi queras tu; yo no quero a ti más, no, no". Bueno, ¿Y ahora por donde tiro?..... "Xiao mamá no puede dejar de quererte así porque sí. Mamá te quiere sin remedio, del todo y eso es así y será así siempre. No puedo dejar de quererte y no te voy a dejar sola, por que no quiero irme, quiero estar aquí, contigo aunque no me mires ni me toques". Y ahora es ella al que cambia el tercio: "quiero agua, teno set". Nos levantamos, vamos al baño, bebe agua, bebe más agua y volvemos a la cama..... a MI cama. Me acaricia la cara y me dice con una sonrisa picarona donde las haya "Mamá sí quero a ti, muuuuuuuucho" me dió un beso, se dió media vuelta y a dormir......
Esta ha sido la anécdota final del fin de semana. Pero desde el viernes por la tarde, cuando llegó su padre y hasta anoche, no ha parado de provocarme para que me enfadase con ella; se ha portado fatal, pero consciente de lo mal que se portaba. Procurando que viera lo que hacía y buscando mi regaño. Y lo hago, claro que la regaño, pero he cambiado la estrategia. Ahora cuando la regaño, la siento en una mesa, me acerco mucho, casi la abrazo, y la riño mientras le acaricio la mejilla y le doy besos. Con tono firme y de regaño le digo que no debe hacer esto o lo otro, que yo la quiero, que la voy a querer igual, pero que hay cosas que no se hacen y me tengo que enfadar con ella.
Y hay que verla conmigo.... anoche me decía su padre que yo no veo como él como me busca, como me mira, en resumen, como me quiere. Y lo sé, lo sientoy lo veo. Mi hija tiene a "mamá" en la boca cada minuto del día. Si quiere demostrar algo, "mamá mira que hazo". Si quiere coger algo, "mama, teno hamble", "mamá, pon Dora dora" (esa es Dora la Exploradora), "mama, quero ir paque". Si quiere ......., mamá. Si necesita......., mamá. Siempre mamá. Cuando quiere dormir, los brazos de mamá. Cuando necesita mimos, las manos de mamá.
Y cuando quiere tocar las narices, también las de mamá jajajajajaja
Pero este fin de semana me ha pillado muy baja de energía. Este fin de semana me he encontrado fatal. Llevo tiempo así, pero el viernes caí en picado y no puedo con mi alma. No sé si es físico o psíquico, pero siento que no puedo ni con mi cuerpo ni con mi alma. El cansancio me invade y hay ratos que recoger una miga se me hace un mundo. También es verdad que el viernes tuve una bronca con mi madre, uno de los numeritos que le gusta protagonizar de vez en cuando y del que me tocó ser objeto y objetivo el viernes pasado. Y esas broncas con ella me dejan sin energía, me absorven y me quedo hecha polvo.
No tengo claro si estoy preparada para escribir sobre mi madre. Si he de ser absolutamente sincera en lo que escriba será difícil y duro y, seguramente, también una excelente terapia. No es una persona fácil ni es una relación fácil. Cuando esté preparada prometo hacerlo.
En fin, que me encuentro fatal. Hace unos años pasé por una depresión bastante fuerte y no identifíco los sintomas con los de entonces, por lo que me decanto por algo físico. Esta tarde iré al médico y veremos. Ya os contaré.
Y os contaré como sigue el personajillo que pulula a mi alrededor. Quizá como ya estamos otra vez solas deje de tocarme las narices.... chi lo sà.....

8 comentarios:

  1. Caramba con tu pequeñaja, ehhhh!! pero según yo lo veo, otro síntoma más del vínculo que se hace fuerte... probarte hasta el límite... tomarte las medidas... sin miedo y descaradamente.
    Ay, los dramas con las madres... yo no escribiré sobre ello... con el tiempo he aprendido a centrarme ne las cosas buenas que tiene mi madre y tratar de ignorar las malas... no es fácil, pero la alternativa es peor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Fijate Carmen,yo pienso que tu peque simplemente está buscando reafirmarse consigo misma y contigo a través de estas batallas de amor/odio. Y creo que lo llevas genial y que sí que te quiere con locura niña!!
    Espero que no sea nada tu cansancio y pronto te encuentres genial. Besos para las dos

    ResponderEliminar
  3. Es increíble y admirable como tu hija te da pistas constantes, cómo te indica y te demuestra todo lo que necesita y lo que quiere. Creo que, aunque a veces paseis momentos y situaciones difíciles, tu hija sabe comunicarse con vosotros y no deja de hacerlo.

    Un besazo para los tres.

    ResponderEliminar
  4. Es normal que te sientas agotada, no sólo creo que sea físico, más bien psíquico. Intenta no darle demasiada importancia a las riñas con tu madre y por lo contrario tú estás haciendo tu papel de madre genial. Sigue así, Besos y descansa.

    ResponderEliminar
  5. ¡Animo¡ En esas peleas tu hija te da mil y una pista de lo que necesita y del proceso tan complejo que está viviendo. Aunque es duro. Bien lo se. Mi hija es dura de roer y me ha hecho sudar tinta. ¡Hay que ver las cosas que me decía¡ A veces, con cuatro años, me parecía la niña del exorcista. ;). A mi me decían ¡buena señal¡, tiene tanta confianza contigo que se arriesga a expresar sentimientos negativos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, siempre se dice que "pagamos las cosas con quien más se quiere" y eso hace tu hija contigo. Sus enfados, sus desaires etc... te informan de mucho y muchas veces reflejamos nuestro sentir en ellos y quizás ha sentido esa bronca....Pero lo mejor es que tienes a tu hija y a tu marido al lado y si estas cansada, descansa, escucha a tu cuerpo que es el que mejor conoce tu alma.
    descansa amiga!!!!
    un beso
    laura

    ResponderEliminar
  7. Ánimo Carmencita!!!! que eso del ánimo bajo debe de ser el tiempo porque en casa estamos todos también la mar de revueltos. Hace dos noches tuve yo una con mi madre que ni te cuento..... en fin. Deberíamos abrir un blog llamado: "madres e hijas" para desahogarnos tooooodas porque creo que todas tenemos relaciones.... no se como decirte...... Yo siempre he creído que me llevaba bien con mi madre.... hasta que nacieron mis hijos y decidió que sabía muuuuucho mejor que yo tooodo lo que les concernía. A partir de ahí vamos de guerra en guerra (que si comen poco, que si están poco/mucho al sol, que si hace frio para que se bañen, que si hace calor para que se bañen, que si ya deberían estar dormidos, que si ya deberían estar despiertos...... sigo?)Pero luego.... mamá es mamá......

    ResponderEliminar
  8. Es maravilloso ver cómo crecen l@s pequeñ@s...aunque esto represente todos esos encuentros de amor-desamor, porque sólo son reflejo de la creciente necesidad de independencia y autonomía de esas hasta ahora indefensas criaturitas... Ánimo con el proceso y ánimo para salir del bachecito... que con hij@s...la depresión es poco más que prohibida...jajaja... Y de tu mamá, pues qué te puedo decir yo...la relación madre-hija puede ser tan maravillosa como dolorosa en tantas ocasiones...

    Un beso! =)

    ResponderEliminar