lunes, 3 de mayo de 2010

ASIMILIAR SU HISTORIA

Me gusta hablar con mi hija. A veces le hablo y le cuento cosas como si pudiera asimilar toda la información que le doy. Y pienso que de alguna manera la asimila. Y aunque no lo, haga es información y vocabulario que quedan ahí, y que algún día le harán pensar y preguntar.
Palabras como adopción, abandono, orfanato, China (con mayúscula y con minúscula)... palabras que a veces nos dan miedo por que para nosotros están llenas de connotaciones negativas. Me gustaría que mi hija creciera sin miedo a ninguna de esas palabras, ni a su sonido ni a su significado. Me gustaría que el día que cada una de esas palabras adquieran un sentido pleno para ella se atreva a decirlas y a preguntar. Me gustaría que el día que alguien le escupa una de esas palabras a la cara (y ese día llegará, estoy segura) tenga armas para que no le duela.
Su corta historia se la cuento de vez en cuando. Ya os conté que la curiosidad por "la estancia" en la barriga ya comenzó, por lo que es un tema que entra en nuestras charlas. (Por cierto, Laura, puse en práctica el juego que me recomendaste en tu comentario y a Xiao le encanta)
Le suelo contar que ella nacio en China (su respuestas es: "tu no, china" yo, y añade un tonillo de "chinchate"), que Mamá no puede llevar bebés en la barriga (y añade, "tripa malita") y a ella la llevó otra señora, allí en China. Pero como aquella mujer no la podía cuidar "te envolvió en una manta roja, te metió en una cajita y te dejó en la puerta de una casa. Te abandonó en un sitio para que te encontrase alguien. Y te llevarón al orfanato (aquí me añade que estaba triste por que Mamá no estaba). Como Papá y Mamá querían tener un bebe y no salía de la tripa fueron a China a buscarte y te adoptaron, y desde entonces eres nuestra hija y somos tus padres para siempre" (entonces me dice que ahora está contenta por que Mamá sí está).
Y entonces nos abrazamos y nos besamos y nos queremos como locas (y yo derramo unos litros de babas....)
En este cortísimo y escueto relato lleva toda la información y todo el vocabulario. Ya pregunta a su manera y pienso que, según asimile el significado de su historia, preguntará más. De hecho os he puesto sus comentarios más habituales, pero no son siempre los mismos ni sobre los mismos puntos, por lo que pienso que sí sabe de que le hablo o sí asimila lo que le cuento.
Lo más seguro es que algún día me sorprenda con una pregunta, pero prefiero motivarlas y estimularlas, o al menos pensar que lo hago.... con los niños nunca se sabe....

3 comentarios:

  1. Me encanta tu forma de hacerle ver su historia, es natural y sencilla. Y estimularle a que te pregunte me parece estupendo.

    ResponderEliminar
  2. ayss, Carmen, que valiente has sido... yo voy mucho mas despacio que tu con este tema, la palabra "abandono", por ej. de momento es "tabú"...
    No soy capaz de decirle, abiertamente, que la dejaron en las afueras de un aeropuerto, tan solo que ella también nació de una barriga, como sus amiguitas, pero de una mamá de China que no pudo cuidarla y que la llevó a aquel orfanato (antes era cole grande)donde estuvo unos días antes de que fuésemos a por ella, si la dijese la verdad, tal y como fue, la doleria mucho... es un tema que hablamos desde siempre, desde que llegó con 3 años y que ahora, mas ó menos ya comprende, no mucho la verdad porque en su interior lo sigue negando, pero que me consta entiende mejor porque ahora pregunta menos...
    con todo y eso aprovecho siempre que sale el tema para ir rellenando su historia, con el relleno verdadero por supuesto, lo voy soltando poco a poco, a veces se hace la sorda, yo no insisto, la próxima vez será...
    en fin , estamos en ello... ahh, hace tiempo le empecé a hablar de la ley del hijo único en China, al fin y al cabo esa es la verdadera razón y no otra de su abandono, su madre claro que podía cuidarla, lo que pasa es que no la dejaban...¿...?
    besotes, pilar :O)

    ResponderEliminar