lunes, 18 de octubre de 2010

¿ESTAMOS PREPARADOS PARA ADOPTAR? II

Muchos comentarios y muchas ideas y reflexiones. Algunas las comparto y otras no, pero eso es lo estupendo de esto del blog, que cada uno tenemos nuestro punto de vista, a veces coincidente,  a veces no, pero siempre enriquecedores. Gracias por dejarlos.
En primer lugar quiero aclarar varias cosas respecto a nuestra historia de apego y adaptación, pues leyendo algunos comentarios creo que no se me ha entendido.
Primero de todo decir que adoptar a mi hija es lo mejor que he hecho en mi vida; que no cambiaría ni uno solo de los momentos que he vivido con ella, por ella y desde que está ella. Su adaptación está siendo muy buena teniendo en cuenta su historia previa, y todo lo que ella ha vivido desde el día que la cogí en brazos, vivencias, ya con nosotros, a veces muy duras y difíciles. Su apego lleva un camino buenísimo, sobretodo conmigo. Aún tenemos mucho camino por hacer, pero vamos por el correcto y ya no creo que lo equivoquemos, aunque nunca se sabe.....
Tengo que decir también que todo "va de maravilla". Que nadie se confunda. No me estoy quejando, ni estoy diciendo que nuestra aventura esté siendo mala, problemática, difícil..... podría poner muchos adjetivos y no me servirían. NO, ni muchísimo menos. Sólo digo que contemplo y he contemplado que podría serlo y cuales serían esos problemas. También un hijo biológico puede tener y dar problemas, por supuesto. Yo sólo pretendo que sepamos reconocer en nuestros hijos determinadas actitudes que son avisos. Que sepamos que debemos hacer, que conviene hacer en casa caso. Y luego, con las opciones decidamos. Pero sabiendo, no desconociendo.

Generalizar nunca es bueno, no me gusta ni es lo que pretendo. Pero sí digo que mucha gente, mucha, llega a la adopción con muy poca información sobre lo que ésta puede llegar a significar, no sólo en sus vidas, sino en las de sus futuros hijos. Que si nos informaran a priori quizá se podrían evitar muchas cosas que ocurren, que desgraciadamente ocurren.
Conozco directamente unas 8 familias con hijos que en su día fueron adoptados. Digo directamente, a través de blogs y foros muchas más, pero no las he tratado. De esas 8 familias 5 son amigos cercanos, unos más o tros menos, pero cercanos al fin y al cabo. Hay adopciones nacionales e internacionales, de distintas razas y sexos. De las 8 familias 3 tienen problemas de apego y vinculación. Uno de ellos es de muy difícil solución por motivos que no vienen al caso, aunque sí dgo que sus padres saben perfectamente el problemón que tienen y no escatiman en la búsqueda de soluciones. Otro se arreglará, pues sus padres están detrás del problema, concienciados y conscientes, tratándolo. El tercero será un problema cada vez mayor, pues los padres lo ignoran, no lo detectan, no lo quieren ver. 3 de 8 es un buen ranking, y no creo que sea "casualidad".
De nuestra historia me gusta contar lo bueno, que es mucho, y me encanta compartirlo. Y lo menos bueno, que en mi balanza no pesa tanto como lo bueno, pero lo hay. Lo hay en el día a día de cada persona, en todas las vidas hay cosas buenas y cosas malas. Lo malo de la vida de mi hija forma parte de su historia, y lo bueno también. Y por eso cuento todo.
Y al hilo de lo que María dice, siempre tan acertado, creo que deberíamos prepararnos para ser padres. Y ser capaces de aprender de otros. Precisamente de los adultos que fueron adoptados he aprendido que no estamos preparados, que lo hacemos sobre la marcha, que damos muchas cosas por supuestas y que no afrontamos la realidad de nuestros hijos.
Lo de los Certificados de Idoneidad lo dejo para otra entrada, que la merece.

2 comentarios:

  1. No puedo decir nada más a lo que tú ya has dicho. Las emociones son tan, tan fuertes...

    ResponderEliminar
  2. Lo importante es que sientas que lo que has hecho a sido para bien, y pienso que así es, así que a disfrutar de tu niña. Yo sigo diciendo que creo que no me siento capaz

    ResponderEliminar