martes, 22 de marzo de 2011

QUERER, PODER Y SABER

Por los pocos comentarios que ha suscitado mi entrada anterior creo que debo escribir otra y explicar mi postura y como estamos viviendo juntas Xiao y yo su relación con la madre biológica.
Si Xiao piensa en su madre biológica, si habla de ella, si pregunta y se plantea cosas sobre ella es por que yo se la ha dado. Yo le he dado esa narración de su vida que en su mente de 4 años no existía. Por supuesto que tarde o temprano hubiera llegado ella solita a reconocer esa figura en su vida, pero quizá hubiera sido más bien "tarde".
Siempre que hemos hablado de su madre yo lo he hecho usando este término, "tu madre", "tu primera madre" o "tu madre china". Ha sido ella, con los datos que tiene, con los sentimientos que está creando hacia mi la que ha decidido que aquella mujer no es su madre, ni lo fue. Su linea de lógica no es discutible, no al menos en su mente de 4 años y de mucho sufrimiento: si las madres cuidan de sus hijos y ella no cuidó de mi no era mi madre.
La conversación que os conté ayer se dió en un momento en el que ella se encontraba francamente mal y la quise destacar por la naturalidad con la que transcurrió. No me dijo aquellas palabras con rencor ni como acusación, simplemente corrigió una aseveración que su madre hizo y con la que ella no estaba de acuerdo y lo acompañó de sus argumentos. Pero así, con naturalidad.
Desde antes de ser madre adoptiva he respetado la decisión de tantas mujeres en el mundo que no pueden ocuparse de sus hijos o simplemente no quieren. No soy quien para juzgar vidas ajenas, decisiones ajenas; ni estas ni ninguna otra. Pero tampoco puedo edulcorar e idealizar algo que desconozco. Prefiero ser un poco aseptica en eso.
Cuando decimos que no pudo o no quiso no faltamos a la verdad. Yo siempre le añado que no sabemos lo que pasó ni porque pasó. Que no sabemos nada de ella, de su vida ni de sus circunstancias. No sabemos si era guapa o fea, si era buena o mala. No sabemos. Sólo conocemos el resultado. Y hoy por hoy, en pleno proceso de duelo a sus 4 años, para Xiao, el resultado fueron 2 años, 6 meses y 13 días sola, en la soledad de un orfanato.
En lo que no estoy en absoluto de acuerdo es en decirle que no supo. Nadie sabe, yo no sabía. Pero quise y pude y aprendí y sigo aprendiendo día a día. Yo he tenido la voluntad y los medios; otras mujerres no y por eso no quisieron y/o no puedieron. Y no vale la juventud de las madres, ni otros argumentos. No. Si uno quiere y puede aprende. No saber no es argumento válido para mi.
En cuanto a lo presente que puede tener mi hija su vida, su abandono y su soledad..... es relativo. Aquí parece que no habla de otra cosa, pero es que no cuento otras cosas. No hablo de las tontunas que se nos ocurren, las conversaciones sobre nubes, sobre osos de peluche, sobre los dibujos de la tele, sobre mil y una cosas de nuestro entorno y nuestra vida. Su pasado sale, para ella está ahí y lo dice en voz alta, pero no es el foco de su vida, no es a lo que más atención presta. Os lo aseguro.
Quería también aclarar a Familia Boned que China y sus orfanatos distan mucho de aquellos que se vieron en "las habitaciones dela muerte". Aquello ya no ocurre, y si ocurriera en algún rincón de China es algo puntual y extraordinario. Por otra parte, mi hija no nació en el medio rural; lo hizo en una gran ciudad, en una zona industrial y, siempre encuadrándolo en China, rica. Pero en China hay muchos condicionantes que les llevan a abnadonar a sus hijos, muchos. La ley del hijo único es sólo una más, muy influyente, pero no es lo único.
Cualquier cosa que yo piense sobre aquella decisión que llevó a Xiao a ser mi hija es pura especulación.
Ella tiene presente su pasado pero no es lo único ni lo fundamental. Va procesando la información que tenemos a su medida, según su cabecita y su corazón le permiten entender. Ella procesa, piensa y saca sus conclusiones. Creo que ya ha aceptado plenamente que la abandonaron, que ha superado el dolor que sentía y ahora lo incluye con naturalidad en su día a día, y lo expresa en voz alta. Pero no lo hace con rencor, insisto, dice con naturalidad las conclusiones a las que ella llega.
Y aunque sintiera rencor, el lícito y está en su derecho. Al fin y al cabo la abandonaron a ella y fue su madre la que lo hizo. Puede sentir lo que quiera hacia esa mujer. Aunque mi objetivo es que la perdone.
Y por último quiero hacer referencia a las palabras de Laura: "yo te cuido en mi nombre y en el de tu madre biológica". No las hago mías. Yo quería ser madre, yo decidí adoptar (como siempre hablo de mi pero fuimos 2 en esa decisión), yo quiero a mi hija, yo la cuido y yo me ocupo de ella. Y lo hago por ella y por mi. No pienso en su madre biológica cuando no dormimos por que "tiene cohetes", ni cuando se asusta por que ha vomitado, ni cuando tiene fiebre y necesita los brazos de mamá, ni cuando estuvo en la UVI, dolorida y asustada, ni cuando le doy todo mi ser, ni cuando la amo tan profundamente como lo hago. No, lo hago por mi y por ella. Y ahí si que no entra nadie más.

19 comentarios:

  1. Nosotras estamos ahora en una plena etapa de idealización... me preguntaba este fin de semana que qué pensaría yo si invitáramos a su madre biológica a vivir con nosotros para que formara parte de nuestra familia... con 11 años y casi 9 años después de su adopción.

    Pienso que con 4 años tu hija debe estar en una etapa pero que probablemente irá desarrollando y trabajando a lo largo de su vida.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Pienso como Alba que a cada edad le correspone una forma o manera de mirar e interpretar su historia en China.
    Prefiero trasmitir a mi hija una visión más suave de su madre China. Siempre con el YO IMAGINO, YO SUPONGO... describo a una madre "buena", hermosa,inteligente con un historia que no sabemos y que le llevó a abandonarla... no busco que idealice a su madre... y menos que crea el famoso " porque te quiero te abandono"
    (al menos lo intento)
    Y sobre todo, por encima de todo siempre que sale este tema le dejo CLAO que ella NO ha tenido nada que ver en el abandono, ella no es culpable, fue cosa de la vida en China, de lo que su madre tuvo que vivir. Sobre lo que nada sabemos.
    Y a su pregunta ¿se acordará mi madre de mi? Mi respuesta es un siiiii muy grande, porque lo siento así.
    Un abrazo
    Itsaso.

    ResponderEliminar
  3. No había leido la entrada anterior y ya he aprovechado y he leido las dos. Me parece que la forma que tienes de explicarle a Xiao de donde viene es maravillosa, creo que le das mucha naturalidad, le quitas dramatismo y ese punto de morbosidad. Ella es una niña super lista, muy inquieta intelectualmente y el hecho de haber pasado tanto tiempo sola le hace conocerse muy bien, está aprendiendo a a identificar sentimientos y creo que le estais ayudando muchisimo. De verdad, tienes toda mi admiración. Muchos besos

    ResponderEliminar
  4. El reportaje al que hago alusión es el realizado por National Geografic "The Lost Daughters of China"
    Perdoname, si te he ofendido en algo... pero hay algo que tu no has hecho, al igual que yo tampoco... y es parirla, eso ella también lo sabe.
    Mi hija, crecerá en el amor y la comprensión hacia su madre biológica, sin edulcorar... pero sin ser cruel.. no es necesario y duele.
    Y la dolerá, por que su madre la hizo... sólo tiene que mirarse al espejo...
    Tengo presente a su madre y a su padre biológicos, somos cuatros... la pintará... la amará... sentirá pena, dolor, y rabia.... pero ante todo vivirá en el respeto hacia ella...
    aceptará su condición de adoptada... haciendolo se respetará a si misma..
    saludos

    ResponderEliminar
  5. No me has ofendido, Familia Boned. Que alguien opine diferente a mi no me ofende.
    Yo no he engendrado a mi hija, ni la he gestado, ni la he parido. Ni he pretendido nunca haberlo hecho. No entro en competencia con su madre biológica; ella fue lo que fue en la vida de mi hija y será lo que mi hija quiera que sea. No le voy a dirigir sus sentimientos ni a amarla ni a odiarla. Aunque sí pienso que amar a una persona que desconoces absolutamente es idealizara.
    Yo siempre le digo que no sabemos nada de ella, que no sabemos si es guapa o fea, alta o baja.... no sabemos, aunque sí debe de ser guapa pues mi hija lo es y mucho.
    Cuando mi hija haya elaborado su pasado y su vida, sus sentimientos podrá decirme que siente hacia ella. Y eso es lo que me importa, que pueda decirme lo que siente hacia ella. Pero es Xiao, mi hija, una persona, con un carácter, con unos sentimientos con personalidad propia, la que tendrá que resolverá qué siente hacia esa figura más o menos real que es su madre biológica. Amarla u odiarla será algo que sólo mi hija podrá decidir. Y yo estoy absolutamente segura de que no debo influir en ese sentimiento, estoy al margen. Precisamente, y entre otras cosas, por que no la parí.
    Nunca he sido cruel en la narración de su vida, en la única narración que tiene y que le he dado yo. No es necesario. El acto de meter a una niña de dos meses en una caja de cartón y dejarla en la calle en mitad de la noche no es un acto loable, por muchos motivos que puedan existir que te lleven a hacerlo. No, no es un acto loable. Y no hay nada que pueda yo pueda hacer para que eso se borre de su vida, para que su vida empiece por un abandono. Y es SU vida y tiene tanto o más derecho que yo a saberlo. Está en sus informes, algún día lo leerá ella solita. Pero no descubrirá nada que no sepa y no haya ya elaborado.
    Sus sentimientos son suyos. Yo no le voy a decir que deberá sentir ni hacia mi, ni hacia la madre que la parió.

    ResponderEliminar
  6. Y por favor, no penséis que me ofendo por que no opiniés como yo.
    Al final voy a pensar que las ofendidas sois vosotras y nada más lejos de mi intención.

    ResponderEliminar
  7. Verás... creo que necesitas escuchar otras miradas... para mi entender... si que fué un acto loable.. la puso en su cajita.. fijate... qué pensaría??' pobre no... recien parida y meter a su hija en una cajita.. y quizás fué por la noche... no podría durante el día...

    Las otras miradas
    http://adopcionpordentro.blogspot.com/
    afac
    psicólogo de esta que de forma altruista atiende a las familias... Xavier...un cielo

    http://cuadernoderetazos.wordpress.com/

    Espero que te ayuden...y todos .. todos evolucionamos.. vamos subiendo peldaños... en el amor y en la comprensión

    ResponderEliminar
  8. Te habia escrito un comentario larguisimo que no he podido publicar. En definitiva te decia que no me ofendi, solo me preocupe que alguien lo pasara mal, incluyendo a Concha a quien admiro como a ti y te hablaba de mi propia experiencia en mi terapia personal para la adopcion, en la que me trabaje el perdon para mi, pero eso me encantara comentarlo personlmente contigo, cada vez me apetece mas verte.
    un beso amiga

    ResponderEliminar
  9. Laura nada más lejos que pasarlo mal o sentirme molesta por ningún comentario tuyo.

    Cada entrada de Xiao en una propuesta para la reflexión, y por qué no para el debate. Yo lo interpreto como algo constructivo, algo que de verdad me sirve, es como un "a modo" de terapia de grupo virtual.

    Una vez más le doy las gracias a la autora de este blog y a todos vosotros por ello.

    ResponderEliminar
  10. Esas páginas que me sugieres las leo y las sigo, no tienes más que echar un vistazo a mi perfil y lo verás. Esas y otras muchas, de adoptantes, de adoptados y de expertos en la materia. He leido sobre adopción, sobre niños adoptados y sobre paternidad adoptiva mucho. Y hay opiniones para muchos gustos.
    Creo sinceramente Familia Boned, y por favor, no te molestes, que edulcoras, que imaginas unos hechos positivos. Y lo que nos recomiendan es usar palabras positivas, no hacer que un hecho parezca bueno. Nuestras hijas, la tuya y la mía son una minoria, son de las pocas que han tenido la oportunidad de entrar en programas de adopción. La mayoría, víctimas del loable acto de dejarlas en la calle con o sin caja, viven y seguirán viviendo en un orfanato. Y esta es una realidad, no lo que imaginamos. La mayoría de los niños abandonados (y hablo sólo de China) no son adoptados. Esa es la oportunidad que les han brindado: vivir en una institución.
    De todos modos creo que en algún punto no me he expresado bien y no se me ha entendido.
    Yo a mi hija no le transmito que lo que ha vivido es cruel, ni siquiera que es malo. No le hablo con rencor, sino todo lo contrario. Me he preparado a conciencia para llenar mis palabras de paz y de ternura, para no emitir ni transmitir juicios sobre lo que su familia biológica hizo con ella, ni para bien ni para mal. Por que juzgar es formar una opinión sobre algo o alguien, independientemente de como sea esta opinión, es decir, que tu sí estás juzgando. Me ha costado mi esfuerzo, me he preparado a conciencia, y lo he hecho precisamente para respetarles a ambos: a mi hija y a su familia biológica. Y será ella la que con los pocos hechos que conoce elabore lo que siente. Y la respetaré si su decisión es no querer. No la voy a obligara a querer, nunca a nadie; el cariño lo da uno a quien desea, no a quien es "politicamente correcto". Lo único que sí le voy a exigir, como se lo exijo para todo ser humano, es respeto.
    Por cierto, Brenda en la entrada que colgó ayer, habla precisamente de no mentir, de contar sólo y exclusivamente la verdad, por cruel que esta sea, incluso si esta historia es cruel y dura. Una de sus frases me parece fabulosa y es que no hay que "arreglar" el dolor.

    ResponderEliminar
  11. "El acto de meter a una niña de dos meses en una caja de cartón y dejarla en la calle en mitad de la noche no es un acto loable, por muchos motivos que puedan existir que te lleven a hacerlo. No, no es un acto loable"
    Cuando tu te expresas de esta manera con un sentimiento tan profundo... ya la estas condicionando... ser asépticos en procesos muchas veces tan dolorosos es imposible....

    No mamá, todas no. La ota made mía no me juidó a mi"
    M: "Vale, todas pero, pero la mayoría......."
    Y la conversación siguió con naturalidad por otros derroteros

    Cuando tu permites esas ideas negativas de tu pequeña con respecto a su madre biológica, cuando desconoces sus razones del porque la estás cuidando tu y no ella, tampoco estas siendo aséptica.

    El darte a entender que creo que no lo estás haciendo bien, no por que no se lo cuentes... si no como se lo trasmites a tu hija... tenía un único fin... ayudarte... siento que no lo hayas entendido así....

    También se de esta dirección http://www.cel-obert.com/

    Cuidate por mi el tema está zanjado.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Creo q tu hija,por primera vez en su vida, tiene la oportunidad de ser escuchada, de poder expresarse, y es lògico q lo ùnico que le genere la persona culpable de su tremenda soledad y abandono durante sus primeros años, sea bronca.
    Me parece que es chiquita, y que solo cuando sea màs grande, y cuando se empiece a interiorizar de la historia de China y de la crueldad de la ley del hijo ùnico, pueda entender que su madre biològica,quiza, solo fue, al igual que ella, una vìctima màs de esa ley terrible.
    Creo que va a ser muy importante que pueda tratar de entender y perdonar, porque sinò, va a vivir con la bronca y el resentimiento, y eso no està bueno para nadie.
    Tu hija es un bombòn, es muy inteligente, y es una sobreviviente.

    ResponderEliminar
  14. No es mi costumbre dejar comentarios aunque sigo este y otros blogs, pero hoy no he podido contenerme.
    Los que hemos seguido este blog desde el principio y hemos leido con atención todas sus entradas sabemos que Xiao es una madre que respeta los origenes bio de su hija. Incluso que empatiza con la madre bio.
    También pienso que es la niña la que está construyendo su vida con lo poco que tiene.
    Xiao, admiro profundamente lo que estás haciendo con tu hija. Sobretodo por respetar sus tiempos y las ideas que le surgen. Espero que con tu ayuda consiga perdonar, como has expresado que es tu deseo.
    Y no puede dejar de decirle a Familia Boned que si juzgar a las madres bio es no respetarlas, tu le has faltado al respeto a la anfitriona de esta casa, puesto que la has juzgado.
    Como otra de tus lectoras te agradezco que cuentes tu experiencia con tanta sinceridad, aunque tu experiencia no sea de violines y trompetas.
    Inés

    ResponderEliminar
  15. Es muy positivo el intercambio de opiniones cuando estamos abiertos a escuchar para acercar posiciones, las distintas formas de abordar este tema tan doloroso: EL ABANDONO, puede dar luz a nuestras oscuridades.
    Creo que hay algo que nos une a todos: deseamos que nuestros hijos integren su historia de la forma menos traumática posible.
    Cuando los niños son pequeños nuestra influencia sobre ellos es enorme. Sólo planteo que pensemos como puede percibir un niño/a la imagen de si mismo metido en una caja y dejado a su suerte en la oscuridad de la noche.

    ResponderEliminar
  16. Tengo la suerte de conocer a Carmen y su preciosa niña personalmente, coincidimos en el registro en China, y seguimos en contacto.
    Solo decir que quiénes la conocemos sabemos perfectamente que todas esas conversaciones son entre sonrisas, tonos cariñoso y amor, muchooooooo amor.

    Un beso. Salud.

    ResponderEliminar
  17. Familia Boned, solo decirte que me asustan los que no dudan, los que como tú creen estar en posesión de la razón.

    Ojalá un día nuestros hijos puedan hacerse oir en un foro como este, y solo entonces sabremos cual ha sido su percepción del acompañamiento que hemos hecho, los que el azar o el certificado de idoneidad ha convertido en sus padres.

    ¡Mucha suerte! porque a tí tambien Familia Boned, te va a hacer falta.

    ResponderEliminar
  18. He leído con interés todos los comentarios y me gustaría de jar mi opinión, respetando por supuesto, la de otras personas que divergan de la mía.

    Dejar a a una niña en una caja de cartón, abandonada, no es un acto loable. Yo estoy de acuerdo con la mamá adoptiva de Xiao. Ese acto es dañino y produce dolor, y hay que reconocérselo a las víctimas, sobre todo empatizando con lo que sienten (miedo, rabia, etc.) al escuchar que eso ocurrió. Y es que precisamente lo que no hay que ser es asépticos con esto, sino rotundos para transmitirles que eso fue doloroso y que sufrió, sin duda, y que es una niña muy valiente porque está consiguiendo expresar y sacar fuera todo eso. Otro asunto es el juzgar la intención de la madre biológica; no sabemos cuál fue su intención, pero el que no lo hiciera con mala intención no quiere decir que a Xiao no le doliera. Cuando vaya desarrollando y pudiendo usar todo su pensamiento reflexivo podrá ir elaborando su historia. Lo verdaderamente importante a mi juicio, ahora es comprender, calmar, sentir, ayudar a expresar su dolor, y para ello hay que reconocérselo. Pienso por lo que leo en este blog, que la mamá de Xiao está siendo una experiencia de apego seguro para su hija.

    Gracias a todos e interesantísimas discusiones las que se debaten por aquí.

    Saludos cordiales desde Donostia,

    José Luis Gonzalo

    ResponderEliminar
  19. Poco más puedo decir despues de Jose Luis, pero...quería participar...Empatizar sin dramatizar nada...pero tampoco idealizando todo...
    Eso es lo que yo intento...por cierto que me había perdido esta interesante discusión...
    Hay que dejar que nuestros hijos expresen sus rabias, y si, una de ellas se dirije hacia la mujer que la parió...pues...vamos a ver...no es cuestión de juzgar, sino de dejar expresar...no podemos moldear las opiniones de nuestros hijos en cuestiones relacionadas con los sentimientos...habrá que provocarles la capacidad de meditar, evaluar y de sopesar...ellos tendrán su propia opinión de algo tan personal como su propia historia y eso, no lo cambiaremos si ellos ni quieren hacerlo por sí solos...
    No podemos edulcorar todo su pasado, habrá situaciones que siempre serán duras para ellos y nosotros pues...eso...estaremos para lo que necesiten...
    Y como dice Concha...dudas??? madre mía, cada vez que más leo, aprendo y me informo, tengo más...y más dudas...
    Espero tener firmeza en mis respuestas cuando me las pidan...de momento está siendo fácil...pero todo llegará...

    ResponderEliminar