miércoles, 1 de febrero de 2012

DESCONCIERTO

No sé muy bien por donde empezar, la verdad, por que estoy totalmente desconcertada.
El fin de semana de Xiao ha sido toda una experiencia, se lo ha pasado genial y, aparentemente, se ha sentido feliz. Pero...... hay un pero...... o un ciento, no sé.
Nuestro re-encuentro el domingo fue muy desagradable; me dió la espalda y dijo que no quería verme ni irse conmigo, lo mismo que con su padre. Y empezaron los desafíos. Desobediente hasta el límite máximo, contestona hasta la grosería, borde, arisca ....... una niña que no es mi hija.
Ya el mismo domingo por la tarde me dijo que quería que yo no fuera ya nunca más su madre, que prefería irse con los primos y que su tía fuese su madre. Tuvimos charlita, el rollo de que soy su madre para siempre, pque eso ni se elige ni se cambia. Que la vida en casa de los primos es así en fin de semana, que luego llega el lunes y hay colegio y logopeda........ que su vida no es siempre fiesta, vamos. Y que su tía también se enfada y exige.......
El lunes en el colegio la tuvieron que llamar la atención y me pidieron que entrase al terminar el horario escolar. Había roto (destrozado fue la palabra que usó la profesora) un puzzle por que la había regañado por estar contestona y rebelde.  Flipé..... esa no es mi hija....... La tarde del lunes un tormento. Una intensa sensación de que da igual lo que hagas o digas, que su actitud va a ser la misma, que se ha blindado y no hay resquicio para entrar.
El martes más de lo mismo. La psicóloga con la que trabaja por las tardes logopedia y apoyo para el colegio me preguntó qué pasaba: no había querido trabajar, pero desde el desafio, desde la chuleria y la altaneria. Que no había sido capaz de hacer lo que sabía hacer el jueves. Obvamente por que no quiso.......
Y hoy sigue igual. Cuando he ido al colegio a media mañana me ha montado un numerito espléndido. Ni sé por que ha empezado, quizá por que le he recriminado que segun he entrado me han dicho que mañana está castigada por que hoy lleva un día glorioso..... el caso es que me ha dicho a grito pelado que ya no me quiere, que ya no me va a querer nunca más, que soy la peor madre y que le importa un pepino (literal) lo que le diga por que no me a querer.
He respirado hondo, le he pedido que no diera voces, que me dijera lo que quisiera, pero tranquilamente, y que yo la quiero pase lo que pase y diga lo que diga.
Otra vez la misma expresión de "me importa un pepino que me quieras, no quiero que me quieras, quiero que me dejes en paz y no me quieras nunca, no quiero que seas mi madre..........." se ha vuelto a clase sin mirar atrás, llorando su rabia y su dolor y cargada de orgullo.
Y yo, rota y dolorida, desconcertada. No sé que ha detonado su dolor, su miedo y su sufrimiento; pero algo este fin de semana le ha removido. Y está sufriendo.
Me siento tan descolocada que no sé muy bien como reaccionar. Desde que ha vuelto por las noches no quiere hablar, ni que la toque. Rechaza el contacto físico y evita nuestra intimidad, esa de la que tanto hemos disfrutado las dos. Quiere que esté, eso sí, pero que no se note.
Hoy estaba previsto que la recogiera del colegio su abuelo y comiese con ellos. Y lo he mantenido. Dentro de un rato iré a buscarla.
Y veremos como toreamos este toro....... y saber ayudar a mi hija a volver.......

21 comentarios:

  1. Uf no me extraña que estes desconcertada, es para estarlo! Se que sabrás mantener la calma hasta que encuentres un resquicio por el que acceder a tu hija, ella está ahí. Besos

    ResponderEliminar
  2. Dios bendito que papelón!! Tengo que ir a recoger a los mios y no puedo entretenerme, pero por la noche prometo conectar, aunque, la verdad... si ya sabes que lo que te podemos contar!!!!!.. es na y menos!!!. Si tu lo sabes mejor que nosotras!!!. No te queda otra que esperar a que explote y que te diga qué ha pasado. Este fin de semana ella ha sido muyyy consciente de su realidad. .... Espérala... volverá. Un beso y hasta la noche. Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estaba en spam, pero ya está rescatado.

      Eliminar
  3. desconcierto????? acojoná estaría yo!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Al escribir dos mensajes seguidos, se han borrado los primeros, lo siento mucho. Seguramente los tendrás en spam.

    ResponderEliminar
  5. Carmen, lo que le sucede a tu hija es de manual. Está absolutamente aterrorizada por la separación, y os castiga por ello. Vale que ella quería irse, vale que se lo pasó genial, vale que sólo fueron dos días, vale que ya volvió... pero esto no quita que se haya sentido abandonada otra vez.
    Mi hijo mayor lo hace cada vez que está unos días fuera. Le encanta irse a casa de su abuelo, le encanta irse de colonias... pero cuando vuelve... se abre la caja de los truenos.
    A mí lo que mejor me funciona es coger el toro por los cuernos y atacar directamente el tema: Ya sé que cuando estás unos días fuera te sienta fatal. Ya sé que tienes miedo de perderme. Ya sé que me has echado mucho de menos... yo también. Ya sé que es difícil irse porque una parte de ti no sabe si va a volver... Y le vuelves a explicar que no le abandonarás nunca, que no dejarás de quererla, porque esto es lo que te está preguntando con su comportamiento. Así de simple.
    Y así de complicado, claro.

    http://madredemarte.wordpress.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que que es como dices, pero aún así, me ha desconcertado.
      Quiero hablar con ella, pero no me deja. Esta tarde lo intentaré de nuevo y cogeré el toro por los cuernos.

      Eliminar
  6. Buff... a ver, leyendote he pensado que puede ir por ahí, intentalo a ver si acierto...
    "ella por un lado queria irse con sus primos, pero por el otro queria notar la seguridad de mamá, y que le dejaras ir a casa de sus primos puede haberselo tomado como un pequeño abandono, quizá piensa que si cuando te lo pide la dejas ir sin demasiado problema, algun dia tambien la mandarás a china sin demasiado problema..."
    No sé si he sabido explicarme, soy mala escribiendo.
    Suerte.

    ResponderEliminar
  7. Xiao:
    Mi hija me hace lo mismo, sin tanta fuerza; pero cuando se queda con su prima un dia, que no llega a 24h. y también me lo pide ella, me paga con que ya no soy su mama, que quiere a su tieta y vivir en su casa, no en la nuestra, etc.etc.
    Se les activa el abandono, inconscientemente. Lo malo es que mi hija es pequeña aún para entender explicaciones sobre lo que le pasa. Intento dejarla lo minimo posible. Según la psicologa que me hace el seguimiento de ella, ya me ha remarcado mucho... nada de colonias hasta que ella lo pida.
    Nos queda la paciencia y enterderles su sufrimiento, y conforme vayan madurando iran haciendo una buena resiliencia.

    Animos

    ResponderEliminar
  8. Parece una descripción exacta de lo que yo le hacía a mi madre, lo recuerdo muy claro. Eran momentos de mucha rabia, no sabia explicar bien porque, pero para mi mi madre tenia la culpa de todo. Ojala pase pronto, un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Como lo siento, cariño.

    Pero ten en cuenta que todos de pequeños llegábamos chulitos a casa cuando regresábamos de casa de los padres.

    Dile a Xiao que con ella han sido tan majos de la muerte porque fue de visita, pero que si su tía fuera su madre y la tuviera a diario, la mandaría a hacer deberes, al cole, al psicólogo y al logopeda como hacen todas las mamás. Que tú también les das caprichos a tus sobris porque sólo los tienes un rato, pero que si los criaras las cosas no serían así.

    Un beso muy fuerte y, aunque duela, es algo muy habitual.

    ResponderEliminar
  10. * donde puse de casa de los padres, quise poner de los primos ;)

    ResponderEliminar
  11. "Esa no es mi hija" dices varias veces. Vaya que si lo es con todo su temor a perderte y a quererte. Es muy brava Xiao, como se defiende con uñas y dientes de su dolor y de su miedo.

    Dale un fuerte abrazo y muchos besitos... cuándo se deje.

    Y otro abrazo para ti
    Itsaso
    cuadernoderetazos.

    ResponderEliminar
  12. Creo que ya te lo han comentado todo.. al final estamos todos de acuerdo. 100% con lo que te han dicho. Queda buscar el momento y hablar con ella muy claramente. Animo.

    ResponderEliminar
  13. TIEE MIEDO AL ABANDONO,Y AL IRSE ESTE FIN DE SEMANA LE ESTA SALIENDO TODO ESE MIEDO.CLARO QUE SE LO HA PASADO BIEN Y ESTAR CON LOS PRIMOS ES SIEMPRE GENIAL,PERO...ESTAS NIÑAS NUESTRAS NO HACEN ESTE TIPO DE COSAS CON LA NORMALIDAD QUE LO HACEN OTROS NIÑOS.LA MIA TENIA 3 AÑOS CUANDO PASO LA PRIMERA NOCHE CON LOS ABUELOS,AHORA TIENE 6 Y NO HEMOS VUELTO A REPETIR LA EXPERIENCIA,LE ATERRA SOLO PENSAR ESTAR SIN MI.TU HIJA VOLVERA A SER COMO ERA,PERO AUN TIENE QUE COLOCAR ESA NUEVA EXPERIENCIA EN SU VIDA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y no puede ser también, aparte del miedo al abandono, rabia por ver una familia de hijos "biológicos" y ver que ella no entra en esa "categoría"? Sentirse diferente, quiero decir, no sé si me explico...

      Eliminar
  14. Hola, yo estoy un poco de acuerdo con el Anónimo de las 01:07.
    Yo soy hija de padres separados, con todo el dolor de mi corazón :-(
    Durante años, todas las mañanas a las siete mi madre me dejaba en casa de mis primos y se iba a trabajar. Ahí venía mi abuela y se encargaba de todos los nietos. Nosotros (mi hermano y yo) éramos los que estábamos de prestado en esa casa. Los que vivían bien, de forma "normal" era mis primos. Con un padre y una madre juntos. No tenían que madrugar. Tenían lo que para mi era una vida maravillosa e ideal. Y lo pasaba tan mal...me sentía TAN MAL.
    Creo que aparte del sentimiento de abandono que comentáis, Xiao tiene un poco de celos o rabia o (no encuentro la palabra) por compararse con sus primos.

    Elisabet

    ResponderEliminar
  15. Estoy de acuerdo con Itsaso. Esta SÍ es tu hija. Quizás es tu hija más que nunca... quizás la que no era tu hija, no del todo, era esa niña que no se atrevía a expresar su rabia.

    Mi hijo pequeño fue el niño más bueno del mundo durante un año. El niño que te podías llevar a todas partes, que no lloraba, que no se quejaba, que no reclamaba... pero un día decidió empezar a reivindicar su espacio, sus necesidades... ¡¡y cómo lo hizo!! recuerdo haber pensado: ahora, por fin, es él.

    Sacar la rabia es desagradable. Pero es bueno. Mejor que que se quede dentro. Y es bueno también porque nos obliga a los adultos a hacer algo al respecto.

    http://madredemarte.wordpress.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es la primera vez que mi hija saca su rabia, se enfada y patalea. Pero lo ha hecho de otras formas, no rompiendo cosas que no son suyas y faltando al respeto a todo el que se le pone por delante, no suele ser así.
      Está claro que el fin de semana algo le ha hecho saltar la alarma y me lo ha demostrado, mejor dicho, nos lo ha demostrado a todos.
      Ya he hablado con ella, pero eso lo dejo para otra entrada.....

      Eliminar
  16. Y no necesariamente es un comportamiento de niños adoptados. Mi madre me explica muchas veces que yo me comportaba así cuando volvía a recogerme a casa de mi abuela, despues de un par de dias sin verla. Me metía debajo de la cama y no dejaba que se acercara a mi. Yo lo que recuerdo es que estaba enfadada, porque, ¿Como no me echaba tanto de menos que no pudiera estar sin verme tanto rato? He visto una actitud similar, aunque no tan exagerada, en Roc, estas navidades que he tenido que trabajar más de la cuenta. Cuando por fins lograba un rato para estar con él, me ignoraba por completo. Y mi madre me dijo, y es a lo que voy con todo el rollo: -y esperate, que todavía no se siente seguro para demostrarte como está de enfadado! . Así que, viendo el comportamiento de tu hija, creo que debes estar contenta, se siente segura para demostrar como se siente en realidad, y espera ver hasta donde puede apretarte. Yo creo que es muy bueno, y en realidad es el resultado de un gran trabajo por tu parte, paaor ambas partes, que teneis un vínculo realmente fuerte. Ánimo y paciéncia, que se que no te falta ninguna de las dos cosas!

    ResponderEliminar