miércoles, 29 de febrero de 2012

NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE

La necesidad de mi hija de querer y ser querida es obvia, patente. Ella la expresa a los cuatro vientos sin pudor y sin miedo. Lo que me encanta. Y de igual manera le dice a quien sea que le importa un pito y no le quiere ni un poquito. 
Anoche, antes de dormirse me dijo: "mamá, quiero mucho a mi agüelo y el me quiere a mi también muchíiiiiiiiiiiisimo, que lo sé yo........ mañana se lo voy  a decir aunque se acuerde".
Sin embargo, toda esa capacidad de amar y de expresar su amor, no es suficiente para sentir seguridad en los afectos. La capacidad de reconocerse querida y de sentir el cariño de otros hacia ella no es bastante.
No es transtorno, ni me preocupa, ni ......... pero Xiao está desarrollando un apego inseguro ansioso, de los de libro. 
¿Llegará a ser seguro? pues no tengo ni idea. Con el tiempo, las lecturas y la observación de mi misma y de otros me ha llevado a comprender que apego seguro, lo que se dice seguro, no lo tenemos muchos, hijos biológicos criados y crecidos en familias amorosas. ¿Por qué? Ya me gustaría analizarme, ya...... pero no es de mi de quien he de hablar, ni de los que me rodean.
Sigo convencida de que estoy, estamos, en buen camino. Dificultades nos vamos a encontrar, eso está claro. Hay que asumirlas y asimilarlas, y cuanto antes mejor.
Afectivamente mi hija es un bombón, posiblemente por esa "inteligencia" emocional extraordinaria que tiene. Pero una parte de su afectividad y sus emociones, como fruto de su abandono y su institucionalización, están fuera de control.  Ni ella misma sabe qué le pasa cuando le está pasando. Yo trato de adelantarme, de reconocer los síntomas, pero no siempre es fácil verlo venir. Otras veces, como hace bien poco, me sorprende y me desconcierta. 
Tenemos un vínculo fuerte, muy fuerte y muy especial. Tenemos una relación íntima y entrañable, única, nuestra. Pero dentro de ella siempre habrá algún "cohete" que llame su atención y le haga perder el rumbo, aunque sea por unos instantes. Y mamá no se lo podrá evitar, sólo podrá ayudarla a encontrar el rumbo de nuevo. Espero que sea suficiente.



7 comentarios:

  1. Claro que será suficiente, mas que suficiente. Carmen tiene la mejor madre del mundo. Ella, con la edad que tiene, tiene unas capacidades increibles y con el tiempo, irá ganando cada vez mas.

    ResponderEliminar
  2. Carmen no te adelantes tanto a eso, Tu hija es especial por muchas cosas, y tiene mucha madurez.Ella da y recibe amor y sabe expresarlo y eso es importantisimo. Tu conoces bien a tu hija y esa union que teneis os ayudara a las dos a vencer las dificultades que se presenten. Te comprendo porque a mi me pasa igual y quiero adelantarme para estar preparada por lo que pueda llegar y no esta de mas si sabemos controlarnos en nuestras emociones y tu estas muy preparada. Siempre estamos alertas, son cosas de madres. Un beso a tu hija tan linda y bonita

    ResponderEliminar
  3. Bueno es un diamante en bruto, no se si es oro todo lo que reluce, pero se que tu hija reluce porque es un diamante por pulir.... tiene un valor incalculable y muy por encima de nosotras mismas, no te ofendas pero creo que simplemente hay niños mas evolucionados que nos van por delante, en la pequeña Xiao lo veo muy claro. Eso nos exige estar más preparadas, como comenta Ángeles arriba y más alerta como tu dices. Creo , en mi modesta opinión que tu hija respecto a ti tiene un apego seguro, muy seguro. Otra cosa es su apego a este mundo que la ha "maltratado" tempranamente.... uno se apega a la vida como puede y a veces la ansiedad que es una forma de estar alerta al peligro (salud y supervivencia entendida asi) es una forma de unirse a la vida y mas si esto, esta actitud ha supuesto para ella estar viva. Esta actitud frente a la vida será más dificil de ceder si te ha mantenido unida a la vida. Pero ¿sabes? creo en su potencial mas alla de las careccias que la llevaron a tener o demostrar ansiedad ante ciertos afectos. Esto es una conducta que tuvo que desarrollar, sin embargo, el potencial le llegó otorgado y tu lo haces crecer cada día. En esto si creo fielmente, en su potencial y en vuestro apego madre-hija del bueno, del que vence obstáculos y rachas y cohetes....
    besos
    laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese vinculo que tienen ustedes y que cada día van haciendo mas fuerte, es indispensable para que Xiao vaya adquiriendo toda la seguridad que necesite para lidiar con esos "cohetes" ( como tu les dices) cuando aparezcan,lo preparada que tu estas para ayudarla a aprender a vivir tranquila aunado a tu amor estoy segura que le sera suficiente : )

      Eliminar
  4. Estoy totalmente de acuerdo con Laura... creo que tu pequeña tiene un apego seguro contigo pero debido a su sufrimiento anterior se le "cuelan" ansiedades y miedos. Intenta ser justa contigo también, siempre estás ahí, te intentas adelantar a sus miedos pero a veces no podemos estar en todo... incluso tal vez no sea bueno que estes en todo... Estoy segura que tu ayuda será suficiente, que la pequeña Xiao sabrá ir descifrando sus miedos e inquietudes de tu mano... Disfruta de eso, de ese apego y ese sentimiento que os une (que sé que lo haces)... que lo demás irá viniendo poco a poco. Confia y así será. Si eres todo una maestra!

    ResponderEliminar
  5. Te entiendo muy bien , Xiao en lo que dices de que pueda tener un apego ansiosoambivalente. Yo sí creo que pueda tener también un apego contigo algo ansioso, pero no porque la vinculación afectiva contigo y con los demás miembros de la familia no sea la adecuada sino porque debido a su abandono y a su historial previo tiene esa ansiedad continua. Son niños que demandan un afecto continuo desproporcionado y una atención en calidad y en tiempo enorme, tanto que a veces agota. Mi hijo es igual, también tiene unas características de apego ansiosoambivalente de libro, aunque eso no signifique que no se sienta seguro con nosotros, pero es algo inconsciente y muy interno, es algo que les ha ayudado a sobrevivir y por lo tanto, es difícil de eliminar. Supongo que el tiempo hará que vean que no hace falta que estemos todo el tiempo alabándolos y mostrándoles cariño y que no hace falta llamar la atención para no sentirse rechazados, y que igualmente los queremos estemos más o menos con ellos, más o menos contentos con ellos, más o menos cansados etc... Pero por el momento hay que contar con esto, es mi opinión, además te digo una cosa: muchas veces estamos tan agobiados con anticiparnos a los problemas y circunstancias difíciles que se nos puedan presentar que nos olvidamos de disfrutar de la maternidad, y tengo comprobado que cuando me relajo en todo, todo va mejor, incluído el colegio. Por eso disfruta de la maternidad, tu hija sólo va a tener cinco años una vez en la vida, disfruta de ello, ya vendrán otras edades y otros problemas. Un beso.

    Elena

    ResponderEliminar