martes, 6 de julio de 2010

NO SIN MONTAR EL NUMERITO

En esas estamos; pensé que pasaría antes pero no. Cada vez que vamos a hacer algo monta un pollo. Y por "algo" podéis entender comer, cenar, bañarse, salir, regresar, beber, tomarse la medicina, hacer pis....... para TODO.
La verdad es que yo estoy desarrolando una flema casi inglesa. Me quedo impertérrita ante sus lloros y dramas y, con cariño y paciencia, sin alterarme, como si no llorase, ni chillase, ni estuviera histérica, la voy trayendo a mi terreno y acaba haciendo lo que cinco minutos antes era tan dramático hacer. Y además con una alegría que nadie diría que acaba de montar un pollo impresionante.
Ya, me vaís a decir que me está poniendo a prueba y todo eso. Si yo también lo he leido, pero es que tanta prueba puede con la paciencia de una.... Hay días, cuando ya lleva varios numeritos, me admiro a mi misma de mi flema y de mi tranquilidad. Aunque la procesión va por dentro....
Otra manía que ha cogido últimamente es la de pedir todo lastimosamente con un "porfaaaaaaaa, mamiiiiiiiiii", expresión sacada de los dibujos de Caillou, lo ve demasiado. Pero al amigo Caillou le dedicaré una entrada para él solito, que se la merece.
Y de la lastimosa petición al llanto sólo media un simple NO de mamá. Aún está a tiempo de ser una gran actriz o una cantante de copla de esas con mucho numerito y mucho teatro..... Llora como si su vida dependiera de ello, con un dramatismo y una convicción que realmente parece que le pasa algo serio. Pero es que me pide unas cosas.... que no puedo decirle que sí, como no puedo decirle que sí a todo. En más de una ocasión me veo "discutiendo" con una niña de poco menos de 4 años por una estupidez monumental, pero no puedo dar mi brazo a torcer, y menos aún ceder por tonterias.
Así que ahí estamos las dos, ella manteniendo su nivel de numeritos y yo manteniendo el tipo y la calma (harto difícil a veces, os lo juro). Sé que pasará la racha, sólo espero que pase antes de que mamá pierda un día los nervios y monte el numerito.

7 comentarios:

  1. Jajajaja, pobre mamá!! Oye, pues leyendo tu entrada, ad+ de imaginarte con tu flema inglesa mientras tu nena berrea como si quisiera que la oyeran a 1km, me he dado cuenta de que estás desarrollando también un sanísimo humor inglés, jejejej.
    Ánimo, guapa!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué genio se gastan nuestras chicas!
    Mucho ánimo, y te envidio, porque yo de paciencia voy justita...

    ResponderEliminar
  3. Cómo te entiendo Carmen! Animo! Yo un día, harta de tanto drama, actúe como ella. Al principio me miraba con los ojos como platos, y mira que los tiene pequeños, después empezó a decirme cosas que yo le digo cuando se pone así. Fue un ejercicio muy interesante, a veces lo hacemos. Prueba a ver lo que pasa. Musus desde Euskadi Maitte

    ResponderEliminar
  4. Buf, fatídica etapa, supongo. Espero que pase pronto, y que mientras dure, al menos, no acabe contigo y tu santa paciencia :)
    Un abrazo grande, grande,
    Nür

    ResponderEliminar
  5. Un horror mi Carmen Ling anda como la tuya y procuro también hacerla poco caso pero yo reconozco que pierdo a veces la paciencia, entre que come fatal, ayer un plato de sopa en todo el dia, y que para todo montamos en espectáculo hay dias que por la noche estoy agotada.
    Un beso y estiraremos la poca paciencia que nos queda.

    ResponderEliminar
  6. Bueno ¿sirve de algo que te diga que de los 3 a los 4, que pueden ser de los 2 y medio a los cuatro y medio es la epoca del no y la rabieta? evolutivamente es normal, pero cansa!!!!!
    fuerza que la adolescencia y los 18 ya estan ahí ...jajaja....
    besos
    laura

    ResponderEliminar
  7. Jajajajaaa...lo mismo me pasaba y me pasa con mi peke, yo siempre he dicho esta niña va para actriz dramática o cantante de opera, mi familia se rie, pero si, es así.
    Y yo kilos y kilos,TONELADAS de PACIENCIA!!

    UN ABRAZO

    Manuela

    ResponderEliminar