jueves, 22 de julio de 2010

YO MAMÁ, TU HIJA

No me acuerdo muy bien como empezamos el juego ni quien fue la primera en proponerlo, pero ahora es su juego favorito. Cuando vamos en el coche, cuando estamos de paseo, cuando estoy limpiando o cocinando, cuando está jugando o viendo a su amigo Caillou..... en todo momento llega con su frase: "yo mamá, tu hija" yo le contesto: "vale" y entonces suelta un "habla, hija" que da comienzo al juego.
Verdaderamente interesante y del que estoy aprendiendo mucho. Cuando soy la hija le digo cosas que me dice ella a mi y ella me responde como lo hago yo con ella. Si me salgo del guión y voy a cosas que no controla, se mosquea y me dice que soy hija y eso no lo dice hija.
¿Y que estoy aprendiendo? A verme como me ve mi hija. Cuando ella escucha un tono de cabreo, cuando siente que su madre es una pelma, con qué se siente más cómoda, que cosas le molestan.... ufff, muchas, de verdad, y algunas me han sorprendido mucho.
Lo que nunca había sido capaz de jugar era a ser la mamá de sus muñecos. Ella jugaba a atenderles, etc pero si le decía que ella era la mamá me decía que no, que mamá yo. Pero ayer creo que ya lo captó y pasamos la tarde jugando con uno de sus bebés (una mulata enorme a la que llama Azucar) y me decía que las dos éramos mamá y Azucar hija y ella mamá. Se paso media tarde hablando con Azucar como yo con ella, haciéndole las mismas cosas que yo le hago y jugando como lo hacemos. Tuvo mucha gracia cuando le pidió un beso a la muñeca y hacía como que no quería dárselo y ella, con humor y con juegos, se lo roba y lo consigue, y se pone tan contenta diciéndole unas ternuras a la muñeca que se me caía la baba..... ¿de quien habrá aprendido eso? jejejeje
Creo que también de verla siendo la mamá de sus muñecos puedo aprender bastante de nuestra relación y corregir ciertas cosas que he visto que ella no está asimilando como yo creía, o al menos no con el tono que yo le he tratado de transmitir.
Y a ella todo este intercambio de personalidad le ayuda a desarrollar la empatía.
Jugad con vuestros hijos, veréis como os divertís.

6 comentarios:

  1. Es un juego esencial!! Espero poder jugarlo con mis hij@s. Esta vida se ha vuelto un poquito peor, desde que padres e hijos tenemos que concertar citas para poder jugar, por culpa del estres y las obligaciones del día a día....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo la suerte de no tener que concertar citas para jugar, estamos todo el día juntas y podemos jugar cuando queramos. Lo malo es que Carmen quiere más a menudo que yo :-)))

    ResponderEliminar
  3. Es perfecto, un juego de roles donde no solo tu aprendes, ella tambien, os regulais mutuamente y os autoregulais en vuestras conducatas hacia la otra.... no si es muy tecnico pero quería decir que estais aprendiendo a vivir jugando...
    un beso enorme y gracias por tus entradas de las que aprendo y me lleno de ternura.
    un beso
    laura

    ResponderEliminar
  4. Me encanta Carmen!. Mi niña y yo jugamos a un juego parecido. Y tienes toda la razón aprendes un montón de cosas que a veces no vemos. Mi Simón en cambio quiere ser todo el día el bebé de mamá. Carmen está cada día más guapa y grande. Mis niños cuando la ven dicen: Carmen del blog de mamá!.

    Muchos besos a las dos

    ResponderEliminar
  5. Oye pues me gusta el juego! Me lo apunto para el futuro. Tiene que ser muy curioso el poder verte a traves de los ojos de tu hija!

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué divertido y qué forma tan buena de aprender de tí misma y de tu hija¡
    Un abrazo
    Itsaso

    ResponderEliminar