viernes, 3 de septiembre de 2010

¿QUE ME PASA, MAMÁ?

"Mamá, plica a mi que pasa tripa mia", me ha pedido mi hija hoy al echarla para dormir la siesta.
Y este es el "cuento" que le he contado:

Desde antes de que nacieras, cuando aún estabas en la tripa de Yangtze, te salió una cosa en la espalda, justo aquí (tocando su columna). Era una cosa mala que estaba muy escondida y que nadie podía ver. Esa cosa, que se llama tumor, crecía como tu y nadie lo podía ver. Pero a ti te estaba haciendo daño sin que nadie lo supiera, ni siquiera tu, por que aunque te hacía daño no te dolía. Cuando volvimos de China los 3 juntos, papá mamá y tu con nostros, te pusiste malita. Parecía normal, pero es que te pusiste malita de lo mismo muchas veces seguidas. Cada vez íbamos a ver a Barbara y ella mandaba que te hicieran análisis y fotos ¿te acuerdas de todas las fotos que te hacían en el hospital? Pues en la foto que te hicieron cuando estabas dormida se vió esa cosa mala que tenías, el tumor. Entonces papá y mamá nos asustamos mucho y te llevamos a otro médico para que te operase de la espalda. Él te quitó el tumor, pero ya te había hecho daño y eso es lo que te pasa ahora en la tripa. Mira, dentro de la tripa, justo aquí, todas las personas tenemos una bolsa para guardar el pis. Se llama vejiga. Pues esa bolsa se llena, se llena, se llena como un globo cuando lo hinchas y cuando ya está completa ella sola se aprieta y es cuando tenemos que salir corriendo al water y hacer pis. Bueno, pues tu bolsa de guardar pis no sabe apretarse sola y el pis no puede salir. Por eso mamá te pone una sonda y te saca todo el pis que tienes dentro cada vez que la bolsa se llena. Si el pis se queda dentro te pondrías muy malita y no queremos que eso pase, ¿verdad?
"Mamá plica ota ves a mi, javor"
Le he vuelto a contar el cuento y cuando he terminado me ha dicho un sencillo "asias, mamá".

Otro día os hablaré más detenidamente del problema de Xiao y de como nos afecta en nuestras vidas.

11 comentarios:

  1. me dio una pena :S tan chiquita pasando por eso :(
    Mucho animo

    ResponderEliminar
  2. nena, cada vez que te leo termino pensando la misma frase: - vaya peazo de mamá.
    Gracias por compartirlo con nosotras.Voy tomando notas de como tratas a tu niña, aprendiendo de la maestra.

    ResponderEliminar
  3. Jolín, me quedo de piedra... que niña más lista... no tengo palabras...

    ResponderEliminar
  4. Ayyy con lo duro que son las enfermedades en los hijos (prefieres pasarlo tu 30 veces peor si hace falta!)..... ¿verdad? Pero mucho ánimo, Carmen (que ya se que lo tienes). A pesar de este "contratiempo" Carmen está creciendo fuerte y feliz y eso es lo importante. Y desde luego que criatura más lista, es increíble!!! Un beso muy fuerte a las dos :o)

    ResponderEliminar
  5. Hola Carmen.
    Después de muuuuuuucho esfuerzo he conseguido incluir un traductor en mi blog para que puedas entender las cosas que cuento...me haria mucha ilusión que formaras parte de mi blog!!!
    Muchos ánimos para las dos!! de nuevo nos haces replantear muchas cosas...todo saldrà bien ya verás!! estais hechas la una para la otra!! muchos besos

    ResponderEliminar
  6. De verdadddd que cada dia me gustaa mas tu bloggg, entiendo perfectamente que te ayude a desahogartee, pero de verdad que tus palabras hacen reflexionar y ayudan muchoooo, gracias por compartirlo
    Muchossss besosss

    ResponderEliminar
  7. No sé que decir, salvo lo que te he dicho mil veces... eres una madraza, sigue así que lo estás haciendo genial.
    Laura.

    ResponderEliminar
  8. Las enfermedades nos enseñan a valorar cualquier las cosas a las que antes no prestábamos atención... Muchísima suerte.
    J.

    ResponderEliminar
  9. No sabes como he vivido ésta entrada. Te entiendo perfectamente. Por cierto aún sigo sin noticias.

    Muchos besos

    María

    ResponderEliminar