miércoles, 1 de septiembre de 2010

YA TIENE NOMBRE


Estos días de vacaciones los hemos compartido con una familia amiga que tiene una niña, ya adolescente, que nació en China hace 13 años. Este año se han cumplido 10 años desde su adopción.
Charlamos sobre el libro "El niño adoptado. Comprender la herida primaria" que yo estaba leyendo. Ellos ya lo han leido y están impresionados muy positivamente con todo el planteamiento del libro. Sobretodo porque les ha aportado la tranquilidad que da el conocimiento de algo que había y no sabían reconocer. Ellos tienen una perspectiva de 10 años que yo aún no tengo y me decían que la habían identificado en su hija como si el libro hablase de ella. Que ahora pueden explicarse actitudes y sentimientos que antes les desconcertaban.
Yo desde luego veo en mi hija la herida primaria. Creo que es un hecho irrefutable que la tiene, marcada y profunda. Y no un hecho pero si una convicción de madre es el reconocimiento de Xiao de esa herida: mi hija sabe que la tiene, sabe que le duele y porqué le duele.
Quizá yo, con mis cuentos de su historia y hablándole de su nacimiento y abandono, le he dado ese reconocimiento del origen de su dolor. No sé, son sólo pensamientos que me vienen cuando ella me saca el tema. Y lo hace de vez en cuando.
En una de nuestras siestas de vacaciones le pusimos nombre. Fue una conversación muy profunda y con mucho sentimiento que a Xiao le dolió, mucho. Pero ella quería tenerla, no me dejó cortarla. Lloraba bajito mientras hablábamos, abrazadas y con las mejillas juntas, muy pegadas y hablándonos al oido, como cuando nos decimos quereres. ¡¡¡¡Ay, cuantos besos nos hemos dado y cuantos quereres nos hemos dicho en estos días!!!!
La conversación la empezamos haciendo repaso de mis cicatrices. Le gusta saber que no sólo a ella le han operado. Siempre, cuando llega a la de apendicitis me dice que tengo la tripa malita y no puedo tener bebés. Y comienza a hablar de "ñora tripa Xiao".... "metido cajita....." "jejado solita...." Hasta aquí todo fluía más o menos como siempre, repetir y confirmar lo que ya sabe. En esta conversación repetía mucho la palabra "ñora" y decidí adentrarme en ello. Le dije que debíamos pensar en usar otra palabra para hablar de ella, que también fue su madre algún tiempo y..... me cortó en seco. Sus palabras fueron: "ñora no madre mía, solo tu mama ñora no". Me lo dijo muy enfadada, muy tajante. "Vale, vale" le dije "no te enfades. Si no quieres que le llamemos Mamá ni Madre podemos ponerle otro nombre". A esto sí accedió. Mi primera propuesta es como se llamaba ella en China. No nos gustó a ninguna de las dos. Como nació en Danyang propuse ese nombre. Tampoco le gustó. Vale, pensemos...... "por la ciudad donde tu vivías pasa el rio Yangtze. ¿Quieres que la llamemos Yangshe?" Sin suavizar su tensión me dijo que Yangtze sí le gustaba. Abrazadas nos quedamos unos instantes en silencio y de pronto me dice: "Mamá, Yangtze mala, jejado solita". Ufff, que difícil dar respuestas y tranquilizar. "bueno, mi vida, no sabemos si es buena o mala. Guapa debe de ser por que tu eres muy guapa" .... "mamá, ella sí mala"..... "estás enfadada, ¿verdad? Pues lo que tenemos que hacer es pensar si queremos perdonarla. Yo sí quiero perdonarla por dejarte solita ¿y tu?" .... otro largo silencio..... "pondono Yangzte"..... "muy bien, cariño, la perdonamos las dos".
Yo estaba emocionodadísima y mi hija también. Se me abrazo llorando y me dijo "tu mamá sempre, sempre no vayas jejas solita a mi" ......"No, hija mía, soy tu madre para siempre y no te voy a dejar solita".
Estuvimos abrazadas muy fuerte un buen rato. Sólo noté como se aflojaba cuando se quedó dormida.... yo no pude, sólo podía mirarla y llorar. Fue muy intenso.
Creo que poco a poco llegará el día en que la perdonará de verdad y tendrá cariño y respeto por esa mujer a la que nunca conoceremos.

14 comentarios:

  1. Sólo decirte que me encanta la relación que tienes con tu hija. Una vez más.
    Besos
    Isa

    ResponderEliminar
  2. Admirable la madurez de tu hija. Y admirable como sabes compartir con ella su dolor. Eres muy valiente contando todo esto en tu blog y quiero agradecértelo.
    Un abrazo
    Itsaso

    ResponderEliminar
  3. Me encanta leerte, me gusta mucho ver como enfocas estas preguntas taaaaaaaaan dificiles... quiero aprender de tí.
    Me parece increible, una vez más, la madurez de Carmen... ostras, es que tiene sólo 4 años y parece que tnega 8!
    Laura.

    ResponderEliminar
  4. Cada vez que leo alguna de estas experiencias con tu hija se me ponen los pelos de punta... Tengo la sensación de que la ayudas muchísimo, de que vuestra relación se hace sólida y profunda y de que sabes comprenderla muy bien... ojalá yo pueda hacerlo así de bien cuando sea necesario...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Carmen, me parece increíble la madurez de tu hija. Soy mamá de una niña de 2 años y un niño de 8 meses, y no me puedo ni imaginar el dolor que me causaría renunciar a ellos... Pero creo que lo haría si la única opción fuera esa. Si lo infinitamente mejor para ellos fuera estar sin mí que conmigo. (No quería casi ni escribir esto, porque vamos, me muero). No sé qué le pasaría a Yangtze, qué circunstancias tendría para tomar esa decisión. Como ya te han comentado alguna vez, tienes que pensar que gracias a ella Carmen y tú estáis juntas. Estoy segura de que tu pequeña elaborará ese enfado y ese duelo, y gracias a ti será capaz de perdonarla.
    Por lo demás, que sepas que me encanta cómo cuentas las cosas. No he comentado nunca en tu blog, pero que sepas que me leí casi del tirón todas las entradas cuando di con él.
    Enhorabuena y muchas gracias por compartirlo.
    L.

    ResponderEliminar
  6. Sabes la admiracion que generas cuando escribes estas cosas verdad?
    Cuantas personas deberian leer tu experiencia, de verdad, tienes una fuerza increible, no se ni como lo haces. Muchos padres ni se animan a hablar de temas menos complicados, y tu le hablas de forma tan natural de algo tan jodido! Un abrazo y espero que conserven esa relacion toda la vida, es impresionant.Tu hija ademas, es una niña increiblemente madura para su edad, pero creo que todo viene porque tu eres la que motiva a que se abra y hable contigo.

    ResponderEliminar
  7. Buffffffff
    Gracias... No hay muchas blogueras que compartan esto con las demás, y a mí, me ayuda infinitamente.
    No sé como será nuestro caso... no sé quien será mi hij@, no sé quienes son sus padres biológicos, ni las circunstancias que redearán (o han rodeado ya) su abandono. Pero sé que para que se convierta en nuestra familia, ese abandono tendrá que ocurrir. Y sé que eso le va a doler.
    No sé cómo lo gestionaremos nosotros, pero sé que tendremos que gestionarlo, y me parece generosísimo por tu parte compartir tb esta faceta de la adopción.
    De nuevo, muchas gracias.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  8. Carmen es muy especial, y sin conocerla, sólo por lo que cuentas, creo que sí tiene muy marcada la cicatriz de esa herida. Se nota en esas conversaciones, en esa madurez increible para una niña tan pequeñita.
    No puedo dejar de emocionarme con cada una de tus entradas
    Un abrazo enorme a las dos, y gracias
    Mar

    ResponderEliminar
  9. Es un placer leerte,y en estos post es duro pensar que una criatura tan chiquita haya pasado por tanto dolor, mucho màs en sus poquitos años que lo que nos tocarà a varios en toda una vida. Por esto mismo es genial ver el cuidado al detalle, la contenciòn y la dedicaciòn emocional que siempre te preocupàs en brindarle. Ella se merece por fìn poder relajarse y solamente ser una nena feliz.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. MI PEQUE TIENE SEIS AÑOS Y LLEVA CINCO CON NOSOTROS. SIEMPRE LE HEMOS HABLADO CON NATURALIDAD DEL VIAJE A CHINA, DE LA CANTIDAD DE AVIONES QUE TOMAMOS PARA IR A BUSCARLA. PERO SE VE QUE HASTA AHORA NO HABIA TOMADO CONCIENCIA. HACE UNAS SEMANAS ME PREGUNTÓ: "MAMÁ, ¿SOY ADOPTADA?". "CLARO CARIÑO,TU HAS NACIDO EN CHINA ¿NO TE ACUERDAS DE LOS AVIONES, DE CUANDO FUIMOS A BUSCARTE?", RESPONDÍ.
    'ES QUE DICE UNA NIÑA, QUE VOSOTROS NO PODEIS SER MIS PADRES", DIJO ELLA.
    'NOSOTROS SOMOS TUS PADRES Y LO SEREMOS SIEMPRE, NO IMPORTA DE DONDE VENGAS, ERES NUESTRA HIJA IGUAL QUE ESA NIÑA SERÁ HIJA DE SUS PADRES. NO HAY NINGUNA DIFERENCIA POR EL HECHO DE NO HABERTE TENIDO EN LA BARRIGA', INSISTÍ.
    PARECIÓ BASTANTE CONVENCIDA, AUNQUE SIN ENTENDERLO COMPLENTAMENTE. DE VEZ EN CUANDO ME PREGUNTA: 'MAMÁ ME QUIERES?', Y YO LE RESPONDO: 'POR SIEMPRE JAMÁS".
    OTRO DÍA ME DIJO: "QUIERO VERLA".
    PREGUNTÉ, (AUNQUE YA SABÍA DE QUIÉN HABLABA): "A QUIÉN?"
    "A ELLA, A MI MADRE", DIJO.
    CASI SE ME SALTAN LAS LÁGRIMAS,NUNCA LA HABÍA LLAMADO MADRE. EN FIN YO ESPERABA QUE LLEGARA ESTE MOMENTO, PERO NO CUANDO MI HIJA TUVIESE SEIS AÑOS Y MEDIO. LO ESPERABA MAS ADELANTE. CREO QUE ELLA NO SOPORTA QUE SAQUEN UN TEMA QUE NO TERMINA DE COMPRENDER DEL TODO Y SE SIENTE UN POCO PERDIDA. LE DIGO QUE NO SABEMOS QUIEN ES, PERO INTENTAREMOS LOCALIZARLA SI ES POSIBLE. CREO NO OBSTANTE, QUE LO COMPRENDERÁ TODO CUANDO VAYAMOS CON ELLA A POR SU HERMANO/A, DENTRO DE UNOS SEIS MESES MAS O MENOS SI DIOS QUIERE. PIENSO QUE ESE VIAJE ES SUPER IMPORTANTE PARA ELLA, Y ENTONCES ENTENDERÁ..........

    ResponderEliminar
  11. Muuuuuaccccc!!!
    Qué más puedo decirte de tí y tu hija...!!

    Muaccc y requetemuaccccc!!!!!!!!

    pilar

    ResponderEliminar
  12. Creo que saber perdonar es una de las cosas más importantes que debe tener en sí el ser humano, el perdón nos hace libres, nos hace ser mejores personas y más felices...sin duda alguna eres una maravillosa madre, que a pesar de cualquier circunstancia te esfuerzas porque tu hija aprenda desde esa tierna edad a perdonar los errores de los demás...sé que en ningún lugar del mundo estaría mejor que contigo.

    Un beso y mi profunda admiración. =)

    ResponderEliminar
  13. Queria decirte que sigo tu blog desde hace un tiempo...que cada entrada tuya me emociona muchísimo...explicas las cosas buenas y las cosas no tan buenas con una ternura que nos tiene el corazón robado a todas...Me emociona especialmente lo bien que canalizas el sufrimiento de tu hija que desgraciadamente es mucho...Tu hija se tiene que sentir tan especial y tan querida a vuestro lado!!!! Seguro que Carmen está deacuerdo conmigo cuando te digo que eres la mejor madre del mundo!!! Muchísimos besos!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  14. Gracias, Carmen, muchas gracias.

    Esto es una lección de humanidad, de maternidad, de sensibilidad y de calidad humana incomparable. De verdad.

    Cuánto tenemos que aprender unas madres de otras!!!

    Un abrazo muy fuerte!!!

    ResponderEliminar