martes, 25 de enero de 2011

CORREO QUE ENVIÉ DESDE CHINA

Acabo de estar mirando las carpetas que tengo en el ordenador con todo lo de la adopción de Xiao. Fotos, cartas, contratos, documentos..... de todo. Conservo todos los correos de felicitación que recibí en su día y alguno de los que envié y recibí cuando estábamos en China.
Os copio el que le envié a una amiga despues de visitar el orfanato de mi hija. Y (sin su permiso) el que me escribió ella....... uffff ¡¡¡¡que recuerdos, que intensidad de cosas vivimos!!!!


Querida P.
Padre e hija duermen y ahora tengo un rato tranquilo para escribirte y contarte mi experiencia de ayer. Te la cuento a ti por que no creo que muy pocos podrían entender lo que vivimos.
Z. como ciudad ya nos impactó. Aunque es una ciudad grande para nosotros, para ellos no lo es tanto y de pronto ves la China más auténtica, con su color y su olor de verdad. El orfanato no es gran cosa; no está mal como instalaciones pero se cae de mierda. Ya en el piso de abajo nos recibieron los niños mayores, 5 ó 6, con su gran sonrisa y mirándonos con los ojos muy abiertos. A Xiao le hacían gracietas y le decían cosas…. Una cría (luego me dijeron que tiene 14 años y un retraso mental muy grande) me tocaba el brazo para llamar mi atención. Se me encogía el corazón y me entraban unas ganas de echarme a llorar!!!!!!!!!
Subimos a las habitaciones donde Xiao ha vivido y fue impactante. Había unos 12 niños en sus tacas todos con algún problema. Había un crío enorme de tamaño, de dos años, con retraso mental al que acaricié la cara y me echó una sonrisa que me partió el corazón. Cada vez que me acuerdo lloro. Que injusta es la vida, P. Además de nacer así quedarte solo para siempre. Están todos por el estilo. Había una niña con labio leporino sin operar y un niño operado. El crío debe de ser como V. más o menos y le besé y le achuche por vosotros y por tu hijo. Me emocioné mucho. La niña que no está operada tiene una cirugía muy difícil, ya que el labio de arriba prácticamente no existe, o mejor dicho, lo tiene debajo de la nariz como si se hubiese encallecido o tumorizado. Pero la tenías que ver sonreír…. Que linda, con los ojitos brillantes.
También había una niña de 9 meses (los 9 meses más grandes que he visto en mi vida) que tiene un solo dedo en una mano. Otra enfermita de corazón…. En fin, que me fui de allí con el corazón tocado.
La experiencia me pareció dura pero positiva. Primero por que es una realidad que no verla no la evita y segundo porque es donde, como y con quien ha vivido Xiao sus casi 3 primeros años de vida. Hoy me decían unos daneses que están en nuestro mismo hotel y que recogieron a su hija a la vez que nosotros que visitar el orfanato sirve para no necesitar imaginar nunca nada, ni bueno ni malo. Creo que tiene razón, mejor saber que imaginar.
La niña estuvo todo el rato muy contenta; se iba con sus cuidadoras feliz y volvía con nosotros igual de feliz. Y cuando nos fuimos se despidió de todos sin hacer un puchero. Eso también nos dio mucha seguridad a nosotros, para que te voy a engañar. Daba gusto verla en su espacio y su ambiente, y muy segura de nosotros.
Supongo que dejaré de llorar cuando piense en esos niños, pero sus sonrisas no podré olvidarlas nunca. Y si ya estoy todo el día besando a mi hija desde ayer la voy a aburrir….
Un abrazo muy grande

Esta fue su respuesta:

Queridísima Xiao....Qué experiencia tan dura y a la vez, tan maravillosa te ha dejado sentir la vida...Eres muy afortunada...¿sabes?...Ver, tocar, conocer es lo mejor que nos puede pasar, para luego explicar...a ELLOS Y ELLAS, que algún día nos acosarán a preguntas...a dudas...a tristezas...a duelos...
He sentido, querida amiga, que hoy mi hijo ha recibido un abrazo más de los cientos, miles que cada día le doy...a pesar de los miles de kilómetros que NO logran distanciarnos...Tan frágiles...los niños...me enternecen tus palabras y me hacen llorar como un magdalena...Al leerte he pensado en..."menos mal...que V. nos va a tener...nunca estará sólo...nunca" y ese es el gran milagro de esta maternidad...No me quedaré, gracias a él, huerfana de otro hijo...soy madre de nuevo y mi hijo me tiene...qué felicidad!!! qué magia!!! la vida, que a veces te quita tanto...¡¡¡cuánto te dá!!! y cuánto quita a criaturas como las que hoy has sentido...Gracias por esos besos a esa niño...era mi hijo...sí...un adelanto de las muchas ternuras que yo le daré dentro ya de 14 días, en China...gracias por hacer de mí...y dar a ese niño algo tan importante y de lo que carece, por ahora...ojalá, encuentre a sus papás...Nunca borrarás de tu baúl lo que hoy has vivido, algo que será tan importante para Xiao cuando crezca...Jo!! Gracias, mil gracias por haberlo compartido...conmigo...me siento una privilegiada...un abrazo ENORRRRMEEEE!!!!

P. (CON LLORERA)

5 comentarios:

  1. Los recuerdos han dejado de ser la melancolía del pasado. Ahora, para mí, recordar es avanzar y volver a disfrutar de la vida y zambullirme en un pasado lleno de colores...Me acabas de dar un empujón de miles de millones de km's...hacia delante...siempre...!!!
    Abrazos miles, amiga mía...
    qué detalle!!!!!!! qué precios detalle has tenido conmigo!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hace solo 5 meses que viajamos y como lo echo de menos. Lo que vivimos es tan intenso que nos deja "tocadas" para siempre.
    besos
    laura

    ResponderEliminar
  3. Hay cosas que nunca se olvidan y visitar un orfanato es una de ellas, sin duda.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Te voy a llamar la colirios, porque siempre que te leo acabo con unos lagrimones que pa' que, y se me quedan los ojos de un limpio...

    ResponderEliminar
  5. ja,ja,ja.....bueno bueno...la "colirios"....ja,ja,ja.........

    ResponderEliminar