viernes, 14 de enero de 2011

VUELTA A LA NORMALIDAD

Llevo un montón de días sin escribir. No ha sido que me hayan faltado temas, esos surgen casi a diario, es que no tenía ganas. El puente de Reyes hemos estado los 3 en casa y, si ya con la niña es difícil escribir, con el padre pululando es imposible. Y con la vuelta al cole..... he perdido el ritmo. Reconozco que he empezado el trimestre muy, pero que muy vaga.
Los Reyes Magos pasaron por casa y se portaron muy bien. A Xiao le dejaron todo lo que había pedido, todo y algo más.... jejejejeje Tuve la genial idea de no hacer ningún paquete, que viera todos sus regalos y no se centrara en abrir paquetes de colores preciosos sin pretar atención a lo que va dentro. Y fue fantástico. Según bajaba la escalera ya iba calibrando todo lo que había en el rincón de sus zapatos....... y que carita de sorpresa y de ilusión...... bajo despacito, haciendo repaso de todo lo que había en el suelo, mencinando cada regalo, cada objeto...... y cuando llegó rompió de alegría. Mientras bajaba le dió tiempo también de ver que a mi me habían traido lo que había pedido y me dijo "ves, mamá, sí has sido guena, han traido el gobot". Mamá había pedido un robot de esos que barren y aspiran ellos solitos...... y me lo trajeron. Ahora el robot se llama "Felipe" y a Xiao le da terror, dice que "limpiador Filipe tene un ojo y me come pelo no tene boca"..... jajajajajajaja que imaginación......Pasamos los 3 un día fantástico.
La vuelta a la realidad fue dura. El sábado quitamos el nacimiento y el árbol y menudo disgusto tuvimos. Cuando Xiao me vió recoger el árbol se echó a llorar. Ella quería que siguiera siendo "dulse vidad" (que es como denomina ella a la Navidad). Pero no os imagináis que llanto. A mi no se me ocurre otra cosa que decirle que ya han pasado los Reyes y la Navidad se acaba despues de que vengan. Pues decidió que no quería que los Reyes pasasen por aquí, "que no vengan, que se vayan lejos" decía. Y recogió todos y cada unos de sus regalos y me los trajo para que los Reyes se los llevasen y siguiera siendo "dulse vidad". Costó convencerla de que aquello no podía ser. Finalmente llegué a un acuerdo con ella: dejaría en su cuarto de jugar un adorno para que en su habitación sea "dulse vidad" todo el año. Y ahí tiene colgado una rama de pino (artificial) con bolas y piñas y espumillón..... y cada vez que lo mira, sonrie.
A ver si me sacudo la pereza y escribo, que temas me han surgido y alguno de ellos tengo ganas de comentarlo.

9 comentarios:

  1. Me alegro de que los reyes os dejaran muchas cosas y lo disfrutárais, y entiendo a Xiao, es difícil volver a la rutina y dejar la dulce navidad!

    ResponderEliminar
  2. nena edita que se te cuela una cosillaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  3. Asias......que te diría mi hija :-))

    ResponderEliminar
  4. Buenos reflejos para buscar una solución al conflicto.

    ResponderEliminar
  5. Que guay!!! Que ilusión del día de reyes, la pobre no quería que acabaran las Navidades, que bien que las hayas disfrutado tanto. Un besazo fuerte y a ver si nos comentas si el robot funciona bien!!

    ResponderEliminar
  6. Jo, qué buena idea... ¡yo también quiero que sea "dulse vidad" en mi cuarto todo el año!

    ResponderEliminar
  7. Es genial, todooooo el año.... en el corazon se puede!!!
    besos
    laura

    ResponderEliminar
  8. Se te echaba de menos...
    Feliz "dulse vidad"....je,je,je....

    ResponderEliminar
  9. Pues yo en este caso no comparto con Xiao, estaba hasta el pirri de las fiestas entrañables, será porque ademas este año me tocó de anfitriona... nunca me han gustado demasiado, unos años mas y unos menos, pero vamos que no soy el coco, que parece que si no te gusta la navidad eres mala mu mala y noooooooo a mi me ilusionan otras cosas...
    De todas maneras es muy bonito que Xiao tenga esa vidilla, esa ilusion...

    ResponderEliminar