lunes, 22 de agosto de 2011

SÍ LO ENTIENDO, MAMÁ

La semana pasada en una de nuestras charlas sobre su madre biológica expresó su enfado. Me dijo que estaba muy enfadada con "esa señora" por que lo que había hecho estaba muy mal y ella era muy mala, muy mala. Estaba muy alterada, lloraba con mucha angustia y no era momento de rebatir sus palabras. Pero me quedaba guardada la conversación para mejor oportunidad. Ayer la tuvimos, la oportunidad y la conversación. Y aclamos algún que otro cacao que mi hija tiene en esa linda cabecita.
Nos fuimos juntas a la cama, el padre se quedó viendo la tele. Con esa intimidad que las dos sabemos crear, le leí un par de cuentos. Cuando terminé el segundo me emocioné un poco, por que es un poema que mi abuelo me leía a modo de cuento cuando yo era pequeña, y, aunque se lo leo a menudo, ayer me tocó la fibra. Entonces me pidió que le contara cosas de cuando yo era pequeña. Hablé y hablé, de anécdotas, personas..... y de mi pasado nos fuimos poco a poco al suyo.
Hago un inciso para deciros que me gustaría que le viérais las caras, los gestos y las expresiones con las que acompaña sus palabras. Como me gustaría poder reflejarlas aquí como reflejo sus palabras..... son tan elocuentes algunas.... tan graciosas otras..... pero no puedo más que deciros que existen.
No me acuerdo muy bien como llegamos a alguien que le daba biberón. Yo le pregunté que quien se lo daba (buscaba en su respuesta si se refería la directora del orfanato o a su madre biológica) y me dijo: "no macuerdo, mamá, es que no me fijé, no me fijé bien en su cara y ahora no me acuerdo ni sé quien es". "Vaya, le dije, que pena que no te fijases" y me suelta: "no me impolta, si yo no quiero acoldalme, no te pleocupes, no mase falta".
La conversación, ligeramente surrealista, siguió por estos derroteros hasta que llegamos a este punto:
Xiao: "y yo me caí de un chichi pol que estaba dentlo de la tlipa de una china y luego se cayó otlo niño, y luego otlo y otlo..... y así muchos niños que estaban en el fanato conmigo"
No me puedo reir, tengo que aclararle esto sin troncharme de risa. La imagen de una mujer-fábrica de niños que llena el orfanato me hace reir de puro surrealista. Pero tengo que aclararle esto. Y entonces retomo sus palabras de la semana pasada (las de mala, muy mala) y le planteo que quiero aclararle unas cuantas cosas. Que lo que le voy a explicar es posible que no lo entienda, pero que poco a poco, lo explicaremos juntas.
Le pregunté si se acordaba de haberme dicho que su madre china era muy mala. Y me dice que sí, que es que es mala. Le digo que no, que no sabemos como es, pero que lo más probable es que no sea mala. Que ella fue su madre, poco tiempo, pero lo fue. Y como no la conocemos no podemos decir que es mala, por que lo más probable es que sea buena. Como es cabezota y no se da por vencida su respuesta fue, "pelo tamien puede sel mala, no?". "Sí, puede serlo, pero como no es seguro, mejor pensar que es buena".  Le expliqué entonces que en el mundo hay gente que no vive como nosotros y hace cosas que nosotros no entendemos, gente pobre, muy pobre, que no tiene casa, ni dinero para comprar cosas, ni para ir al médico.... Y en China hay mucha gente así. Y cuando tienen un bebé en la tripa y no tienen nada no le pueden cuidar....... Y entonces Xiao puso las palabras: "y le bandonan". Exacto. "Y los señoles le encuentlan y le llevan al fanato". Y hay muchas mujeres así y por eso en el orfanato hay muchos niños. No todos los niños han salido de la misma barriga, cada uno salió de una diferente, tu de una y los otros niños de otras. Y me dice: "y la "china sang" (la directora del orfanato) tiene un tlabajo mu bonito que busca padles a los niños que no tienen y a ti te buscó pala mi" (de dónde coño se habrá sacado esta chiquilla lo del trabajo bonito, por que no son palabras mías)
"Mamá, no me gustan las madles chinas"...... ah, ¿y cuales te gustan?..... "las que son como tu: GUAPAS!!!!!" Lo más bonito de esta última afirmación fue la cara de admiración y cariño con que me lo dijo.
Despues de darnos las buenas noches y haber apagado la luz aún le quedaba la última palabra:
"Mamá: sí lo he entendido, mañana te lo explico"
PD.- lo que aquí cuento es un extracto, un resumen de lo que fue una conversación bastante más larga y, en algunos momentos, compleja.

7 comentarios:

  1. Maravillosa parada del tiempo...que sabios son los niños, que lista es tu niña y que vida mas hermosa le vas a dar!!!
    besos...

    ResponderEliminar
  2. Me sorprende cuanto recuerda para ser tan pequeña y cuantas vueltas le da a de donde viene.
    No me podía imaginar que fuera tan duro para una nena tan pequeñita.
    un abrazo para las dos, lo estais haciendo muy bien, espero hacerlo igual de bien con mi nena

    ResponderEliminar
  3. :D
    Espero que el día de mañana mis hijos sepan expresar lo que sienten igual de bien que Xiao.

    ResponderEliminar
  4. Jaja, qué majica! menos mal que la tienes a ella que te lo va a explicar que si no...

    ResponderEliminar
  5. jajaj Pobre!! es que tiene que ser muy dificil entender eso a la edad de Xiao, y ya no solo entenderlo sino intentar darle sentimientos y emociones. Es genial que sea capaz de expresarse asi. Estas haciendolo genial. Besos

    ResponderEliminar
  6. Estoy rota con lo de "yo me caí de un chichi", ¡madre, qué risa! Tu hija es genial y tú cuentas las historias con una gracia enorme :)

    ResponderEliminar