miércoles, 16 de noviembre de 2011

¿ADOPTAMOS UN PERRO?

Hace dos años escribí una entrada sobre el término adoptar, cuando se usa para hablar de animales. Me chirriaba entonces y me sigue chirriando ahora.
Y vuelvo a escribir sobre ello por que en el último mes he recibido dos comentarios a esa entrada, uno de una adoptada adulta, y otro de una persona que tiene un animal "adoptado, según ella. Además, en La Voz de los Adoptados M.B.B. ha escrito una entrada a este respecto, muy interesante en sí misma y por los comentarios que suscita.
Hablando el otro día sobre este tema con la autora, M.B.B., sobre el tema se me ocurrió preguntarle a mi hija, ver si es capaz de ver las diferencias o no, y, sobretodo, darle otra cosa sobre la que pensar, no vayan a sorprenderla más adelante.
Entre al tema directamente:
Mamá: ¿Que te parecería adoptar un perro?
Se me queda mirando muy seria, extrañada (quizá por la pregunta sobre tener perro supongo) ....... y se echa a reir, así como conb risilla floja y me suelta:
Xiao: Mamá, no digas tontedias, a un pedo (*) no se le puede adostal, que no es un niño..... (y se descojona)
(*) las R ya no las pronuncia ni L ni G, lo siento, pero son D
M: Pues hay gente que abandona a perros o a gatos y están en refugios para que alguien vaya a adoptarlos. (jajajajaja yo defendiendo lo que creo indefendible jajajajajaja)
X: POs vamos y cogemos uno y lo cuidamos como el agüelo cuida de Deku. ¿Pedo no va a sel el pedo tu hijo, no? jajajajajajajaja (otra vez se descojona, es que tenáis que verla reirse) entonses no lo puedes adospal, es una tontedia que ya te lo he dicido antes. Mida, si nesesita una familia le buscamos un pedo padle y una peda madle y ya la tiene y que lo adosten ellos que son pedos igual.
Y más risas, y una especie de gesto-tono "me estás tomando el pelo".... y con las risas nos fuimos por otros derroteros y seguimos hablando de otras "tontedias" que se nos ocurrían.
Esta su visión de hace una semana. Anoche cuando nos fuimos al a cama comenzó su juego de ella es la mamá, sin avisar, de pronto se pone a hablarme como si yo fuera la hija y me suelta el siguiente rollo, con tono de consalarme por que no voy a conseguir un imposible:
"Mida, hija, es que no lo'ntiendes.... alguien ha bandonado al conejo y nosotlos lo tlaemos a casa y lo cuidamos, pedo no podemos adostal-lo, no complendes que no puede sel tu helmano, que es un conejo, pelo no un niño y no puedes tenel un helmano conejo. Mila, hija, ¿tu comes en el suelo en un cachado? ¿tu bebes el agua con la lengua en el suelo? pos el conejo sí, y es polque es un animal y no puede sel tu helmano."
Interactuo y le pincho: "ya, mamá, pero lo han abandonado y no tiene a nadie."
Su contundente respuesta: "mida, hija, ¿le puede salil un conejo de la tlipa a una pelsona? No, pos no puedo sel la madle de un conejo. Y punto pelota"
Lo que sigue significando fin de la conversación y que si lo entiendo bien y sino también.
Iba a decir muchas cosas y muchos argumentos, pero quizá lo haga otro día. Hoy dejo que sea Xiao la "autora" de la entrada.
PD.- la conversación me anoche además de todo su argumento me indica que efectivamente ya se ha puesto a pensar sobre el tema. Y como no sintió que había convencido volverá con el tema.... y yo os lo contaré.

17 comentarios:

  1. ES mas lista tu hija que el 80% de los españoles.... ;)))) de lo cual me alegro

    ResponderEliminar
  2. Xiao tu hija es realmente especial y única tiene una lógica aplastante y no pudo explicarlo ni mejor ni más claro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Yo amo a mis animales más que a mi propia vida, pero el término "adoptar un gato, adoptar un perro" me parece una soberana chorrada, porque no los vas a parir, ¿no? Yo siempre digo "tener un gato, tener un perro". El otro día, mi prima se puso a contarle a una señora que no conocíamos de nada cómo yo rescaté a mi gato de un basurero de otro país y ella se trajo al suyo de un pueblo de Galicia, y le dice: "En esta casa todos los animales son adoptados", a lo que le contesté: "sí, biológico no es ninguno" xDDD No creo que tampoco el término deba de molestar, porque tampoco es ofensivo que te comparen con algo tan noble como un animal (el otro día en la calle llamaron a una perrita por mi nombre y me sentí halagada), pero me parece incorrecto, porque la adopción es un proceso por el que unos padres, mediante unos trámites, tienen a su hijo y no es tal cual. Tu niña es muy lista y razona con muchísimos reflejos jeje.
    Bueno, pues éso, que no creo que por decir que "adoptas" a un animal se le quiera más, porque ya digo que los míos son mi vida y que lo que yo lloré cuando se murió mi gato Jean sólo lo lloré por mi padre, pero que me parece una palabra un poco absurda, aunque a veces en términos animalísticos sí se utiliza, como cuando una protectora te da el contrato de adopción de un animal, y por eso no niego que alguna vez se me haya podido pegar, pero no es la que considero. Porque yo a mis animales simplemente los tengo.

    ResponderEliminar
  4. Pues tu hija va a tener que hablar con el mio, porque yo este verano casi me desmayo cuando estando de vacaciones, llama a la puerta con un perrito al lado y me dice: mamá, esta perdido, ¿lo adoptamos? Tocate las narices, está este como para hacer pedagogía de la adopción.

    ResponderEliminar
  5. Sigo estando deacuerdo con la expresión "adoptar una mascota"...
    1º, por que es eso, una expresión, y nuestro lenguaje nos permite utilizar expresiones no literales si queremos. También se adoptan posturas o decisiones, y nunca le parece mal a nadie.
    2º, cuando por fin mi(s) hij@(s) y yo nos adoptemos, tendremos que conocernos, enamorarnos, adaptarnos, aceptarnos tal y como somos, mil cosas más y proceder a ser familia PARA SIEMPRE. Ese PARA SIEMPRE es el mismo que asumí cuando todos y cada uno de los animales he tenido en casa se convirtieron en mi responsabilidad, y todavía no los conocía, ni me había adaptado a ellos ni los quería. No los eché a la calle cuando me fui de vacaciones, cuando me mordieron los muebles ni por la ansiedad por separación que tiene mi Leia, de 11 años. Como no dejaré de ser la madre de alguien por difícil que nos resulte el proceso, o la vida, o lo que sea.
    Por eso no me parece mal asimilar el término adopción del ámbito de la filación humana al de incluir un animal en tu familia. La única diferencia para mí, es que NUNCA pondría por delante de mis hij@s, hermanos o padres, a mis animales. Lo de no ser de la misma especie no me vale...
    Suelo estar deacuerdo contigo, pero ya ves, en esto no. Pero me sigues pareciendo una persona estupenda, ehhh!!
    Quizá cambie algo cuando tenga por fin hij@(S), pero ahora mismo creo que soy muy poco sensiblona para ciertas cosas. Tampoco me ha escandalizado el anuncio de las gemelas de vodafone. Cuando lo veo, no me parece que se desprecie la adopción como forma de filiación, sino que una de las gemelas es una paranoica que no es conciente de la realidad, por tanto, no me afecta lo que la adopción represente para una persona así, y además me hace gracia porque sé que es una actriz con un guión. Si me encuentro a alguien así en la realidad, me rebelo y me solivianto, pero no es el caso...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Entiendo todas las posturas y la verdad no se que opinar... aveces una a veces otra.... pero creo que hay oros terminos que a mi me rechinan mas como normal o adoptado, natural o adoptado, suyo o adoptado (esta hasta me duele)...o lo peor del todo "yo tb lo haria si no pudiera tener hijos - "señora, mire mi hija, yo puedo tener hijos ¿no lo ve?....
    Esto en particular a mi no me llega como algo malo o negativo, pero ante todo respeto la voz de los adoptados.
    besos
    laura

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que todo son contextos en los que se usen los términos.
    Hace unos dias leí un blog de una futura mamá que después de no poder tener hijos biológicos ha decidido "echar los papeles para adoptar". Al final de la entrada daba una segunda noticia, que parecía que debía ser igual de importante que la primera. De momento, como lo de la adopción iba a tardar un tiempo más bien largo en cumplirse, habían decidido empezar por adoptar un perro o un gato, ahora no recuerdo bien.
    La verdad es que me pareció que en ese caso sí era ofensiva la palabra, pero no por usarla en relación a un animal, sinó por los términos como se usó dicha palabra.
    En este caso, personalmente espero que los psicólogos se miren muy mucho otorgarle el CI, porque flipé en colores. Por suerte, no es un blog que siga habitualmente, fuí a parar de rebote por otro igual de pésimo, así que no tengo intención de volver a leerlo.
    En otros contextos no es un uso de la palabra que me moleste, pues no creo que esté usado con mala intención ni con intención comparativa. Tambien, como a Laura, me molestan más otras comparaciones, y lo de yo tambien lo hubiera hecho si...tal o cual, ahora ya suelto un...mujer, eso si te hubieran dejado, porque no todo el mundo vale. Ahgg, la gente ignorante....

    ResponderEliminar
  8. Mi hijo adoptado, ve normal adoptar un animal, fuí yo la que aluciné, de manera que quizá si es una cuestión de sensibilidad individual.

    ResponderEliminar
  9. Gloria, ya sé que en este tema ni estamos de acuerdo, ni lo estaremos nunca.... jajajajaja pero está bien debatir.
    Las segunda y tercera acepciones de la RAE definin la adopción de posturas, expresiones, costumbres, etc.
    Ser responsable de unos animales, cuidarles, quererles, aceptarles para mi no es adoptar. Para mi adoptar está en otra órbita.
    Pero el problema del uso de la palabra adoptar referido a animales no es como nos suena y como nos afecta a los adultos, sino a los niños, a los niños adoptados. En la adoipción de animales hay un punto de altruismo y de generosidad que es negativo cuando se trata de adoptar a un hijo, es negativo que un niño detecte algo así y lo relacione consigo mismo.
    Igual que el hecho del abandono, que es imprescindible para haber sido adoptado (abandono en cualquiera de sus formas, voluntarias o involuntarias, pero el niño siente ese abandono; y lo aclaro por que no quiero que el debate vaya por ahí). Hablamos de que un perro (o gato, me da igual) estorbaba para unas vacaciones o porque mordía los muebles o por cualquier rollo patatero que te pueda decir su ex-dueño, y lo abandonaron y necesitó ser "adoptado". Y que en eso vea un niño un simil consigo mismo es peligrosísimo y tremendamente dañino.
    Un perro tiene dueño, un niño no.

    ResponderEliminar
  10. En lo de las expresiones que usa la gente para referirse a la adopción..... hay tantas que duelen profundamente... y tienes que tragar. Pero sobre expresiones que duelen y ofenden si queréis inicio otra entrada mañana. Y dejamos las perlitas que tenemos que aguantar.
    Mar, el blog al que te refieres lo leí también. Debimos llegar del mismo rebote jajajajajajaja y tampoco creo que vuelva a entrar.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta tu blog, me encanta tu niña, me encantan tus reflexiones, y me encanta como haces de mamá con tu pequeña.

    Sólo puedo decirte: gracias, no cambies nunca!

    ResponderEliminar
  12. Estupenda entrada, a esta peque la quisiera yo ver sacando conclusiones sobre el sexo de los ángeles o sobre si fue primero el huevo o la gallina! Seguro que en un plis plás nos saca de dudas! Es estupenda!
    Sobre el tema de "discusión", pues pienso que quizá lo importante sea la carga de significado que se le da a la palabra según en que situación se use. Es como decir que mis gatos son mis "bebés", algo fuera de lugar pero carente de mala intención y por lo tanto inocuo a priori. Si bien no me parece apropiada la palabra adopción para con los animales, creo que lo más práctico es entender y asimilar que se usa este término con un sentido distinto y para nada pretende ser análogo a la adopción que nos ocupa.
    Saludos!
    Bibiana

    ResponderEliminar
  13. Esta Carmen es superinteligente! Estoy contigo, me acuerdo de la entrada de una conocida tuya de "adoptar un perrito". Tu hija tiene las cosas bien claras. Ojala, todo el mundo pensase lo mismo, no estoy en contra de los animales pero equipararlos al mismo grado de las personas, como que me puede.
    Yo aqui en el otro lao del charco estoy harta de educarnos en favor del tiburon (que se lo digan a las familias hawaianas que han perdido familia o les han amputado miembros) y salvar a las ballenas (mas vale que ese dinero lo enviemos a Africa y salvar a familias varias)
    De nuevo tu hija fantastica, que razonamientos para una chica tan joven!

    ResponderEliminar
  14. Tu hija es una genia!!Esa criatura la tiene mucho màs clara que muchos adultos!
    Me parece tan ridìculo que alguien hable de adoptar animales , como la gente que compara a 1 mascota con 1 hijo. La gente que dice que su perro o su gato es como si fuera su hijo, evidentemente nunca tuvo hijos.
    Respeto a la gente que adora a sus mascotas, pero un perro es 1 perro, por màs amor que le tengas, y un hijo es 1 hijo!!
    Poca gente podrìa haber argumentado con tanta lògica la situaciòn como lo hizo esa niña!!
    Repito: Es una genia!!!
    Cariños!

    ResponderEliminar
  15. En este caso, estoy de acuerdo con Gloria en todo, hasta en lo del anuncio.
    También creo que esto es cuestión de sensibilidad personal, que igual que a cada uno le molestan unas determinadas cosas, que a otros no, te puede ofender o no darle importancia.
    Yo tengo animales desde que nací, para mi son parte de mi familia, gatuna, pero familia. Lo he pasado fatal cuando se han muerto, o cuando están malitos, y la palabra adoptar un animal, no me parece mal usada.
    Mi hija también la utiliza, porque dos de nuestros gatos son "biológicos", hijos de gatos anteriores nuestros, y una es "adoptada", fui a por ella a la protectora.
    No se si cuando sea mayor, a Candela le molestará, no lo creo, pero ahora, no le da importancia.
    Para mi adoptar es amor, es compromiso, y pienso que mientras le demos tanta importancia a una palabra, que de hecho queremos obviar (nuestros hijos son nuestros, adoptados fueron en su día, pero ahora son sólo eso HIJOS), seguirá siendo importante, en el momento en que la normalicemos, será sólo una palabra.
    Aunque se que hay opiniones y opiniones y muchas veces, todo depende de si uno tiene animales o no. Y digo normalmente, no siempre.

    Y ya te digo yo que mis gatos no tienen dueña, en todo caso criada, jajaja.
    Un beso y vivan las opiniones distintas que ayudan a enriquecer y a crecer.

    ResponderEliminar
  16. Personalmente creo que no hay ningún problema en utilizar esa expresión. Cuando "adoptas" a un animal lo que haces es establecer un compromiso para con él, de encargarte de sus necesidades, de cuidarle, de hacerte responsable de lo que haga o lo suceda. Eso es adoptar un perro, un gato o un conejo.

    Yo les quiero a mis hijos, y también digo que le quiero a mi perro,... y mis hijos no sienten que porque yo diga que quiero al perro, y que les quiero a ellos, sean lo mismo. ¿Por que con el verbo "adoptar" va a ser diferente? Nadie se ofende por eso, ni me dice "No emplees el mismo verbo para expresar los sentimientos hacia tus hijos que hacia tu perro" porque nadie creo que sea tan tonto como para pensar que no entiendo la diferencia entre mis hijos y mi perro.

    Mi perro cuando entró en casa, entró como miembro de la familia, y como a tal se le tiene en cuenta, y eso implica no irse un fin de semana de viaje porque no tenemos con quien dejarle, o implica no permitirse un lujo porque hay que pagar la factura del veterinario. Por eso digo que mi perro es adoptado, porque le hicimos (todos) un lugar en nuestra vida.

    Eso no significa que el perro vaya por delante de mis hijos. Ni los niños sienten que el perro les quita nada de lo que ellos son. Pero el día de la madre recibí una tarjeta de felicitación que había hecho el mayor y pintarrajeado la pequeña. Lo más bonito fue que en las firmas, las había hecho el mayor, aparecían tres nombres, los de mis dos hijos y el del perro. Igual a alguien le escandaliza, pero fue un detalle precioso,y tengo esa postal pegada con celo en el espejo de mi tocador, firmada por los 3.

    Y no es que los niños no sepan que el perro es un perro y que ellos son niños. Es simplemente que lo han "adoptado", y que nuestro perro no es un perro más, un perro cualquiera, sino que es único, que es "el nuestro".

    Mis dos hijos son biológicos, y no sé si opinaría diferente si fueran adoptados, pero creo que no. En ningún momento se pretende decir que los perros y los niños sean lo mismo.

    ResponderEliminar
  17. Me he reído muchísimo con las cosas que te dice tu peque. Son tan lógicas que resulta gracioso ver que una niña tan pequeña lo tenga tan claro.
    Xiao me tiene enamorada!

    Celia

    ResponderEliminar