jueves, 11 de noviembre de 2010

SE ADMITEN SUGERENCIAS

De la entrada anterior ha surgido una sugerencia que recojo. Laura decía en su comentario que sería bueno ayudarla a distinguir sus emociones. No lo había pensado nunca y me ha gustado el consejo. Cuando tiene todas esas emociones negativas para ella son todo lo mismo y sería bueno que las distinguiera, el enfado del miedo, de la soledad y del abandono. Pero no se me ocurre como. Y como dice Concha: se admiten sugerencias.
Por otra parte y a raiz de un comentario mío en otro blog, su autor, psicólogo, me ha contestado con ideas que yo ya tenía pero me ha aportado una nueva que me ha gustado mucho y es el concepto de mi voz como calmante, de la interiorización de su madre. Os recomiendo el blog, es muy bueno, interesante y cercano.
Y lo dicho: SE ADMITEN SUGERENCIAS.
Por si no escribo mañana, buen fin de semana.
Abrazos, de los grandes

6 comentarios:

  1. quiza podeis jugar a poner caras: tu le dices "mira como pongo cara de feliz" y que te imite; "mira ahora pongo cara de triste" "ahora pongo cara de estar enfadada" "asi es cuando me siento sola" y asi ella se puede identificar

    con dibujos a lo mejor ella tambien puede expresar o sacar lo que lleva adentro, y asi diferenciar por ej la soledad del enfado

    o con colores... pºor ej jugar adecir "me siento de color blanco" ai pablo no me deja escribr mas

    ResponderEliminar
  2. Una propuesta simple que te hago yo y que quizás que ya llevarás a cabo es ayudarla a poner nombre a aquello que siente en el momento concreto. Me explico: si ves que se está enfadando decirle "Estás enfadada, ¿verdad?".

    Ese momento quizás sea muy obvio pero con mi hermana experimentamos que no sabía ponerle nombre a la vergüenza ajena y como yo soy muy payasa ella se enfadaba conmigo... hasta que un día le pregunté si se sentía avergonzada y le expliqué qué significaba y desde entonces ya tiene ese recurso para explicarse.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Para diferenciar emociones con niños tan pequeños usamos el espejo, el dibujo, la plastilina etc... metodos muy visuales. Lo importante es una vez clara la emocion desconectarla de la otra. Por ejemplo en un mismo papel el miedo y el enfado dibujado y se rompe por la mitad, para que cada emocion este en su sitio y no unidas.
    Otra cosa es dibujar a su madre de china o biologica con ella y rasgos orientales y en otra parte tu con ella con rasgos occidentales. Otorgarle una emocion a cada una (ella dira miedo y enfado) y explicarle entonces que el miedo surge del abandono (de cuando la dejo en la cajita para que lo entienda) pero que del enfado nunca hay abandono sino charla (como haceis por la noche ) y reconciliacion (besos y quereres) pero no soledad.

    Ya me dirás
    un beso
    laura

    ResponderEliminar
  4. En mi opinión tu hija lleva muy muy poco contigo. Necesita tiempo. Tiempo para dejar atrás su vida en China, tiempo para asimilar su nueva forma de vida, sobrecargada de estímulos, emociones,vivencias... ¡Cuantas cosas¡ y no nos damos cuenta de ello¡solo es tiempo lo que se necesita.
    Mi hija cuando le hablaba de que viene la Navidad pensaba que era un señor que iba a venir a vernos. No sabía nada de nada de nuestra cultura de nuestro entorno. Esto es un ejemplo sencillo de todo lo que tuvo que aprender a velocidad de la luz.
    En cuanto a identificar las emociones yo utilicé cuentos y dibujos. Cuentos que trabajen las emociones: endadado, triste, alegre, miedo...
    Y luego la pizarra donde dibujabamos todo tipo de caras y de emociones. Inventamos muchos personajes que vivían las cosas cotidianas y según les iba se enfadaban o alegraban...
    un abrazo y pienso que lo estás haciendo genial.(disculpa por juzgarte,pero pienso que actuas genial porque te dejas llevar por el instinto)
    Itsaso

    ResponderEliminar
  5. Pues a mí la idea de Esther me parece una buena idea. He recordado cómo en casa jugábamos a menudo con mi hermano a poner caras (me llevo con él 15 añitos) aunque lo hacíamos para jugar y reírnos, porque el tío era la bomba. Sin embargo me parece que era una manera de que él aprendiera de una forma divertida lo que es y lo que significa cada cosa. Por otro lado Alba y Laura me han hecho reflexionar. Creo que a veces sí saben la diferencia entre unos y otros sentimientos, sí la experimentan pero no conocen bien las palabras y las utilizan de una forma erronea, eso le pasa a mi hijo que dice que le da miedo cuando lo que tiene es vergüenza, por ejemplo. Utiliza la palabra miedo para muchas sensaciones negativas pero yo ya lo voy entendiendo y le voy corrigiendo para que aprenda cual es la mejor palabra para cada momento. Pero también creo que los sentimientos muchas veces también van unidos, por qué no. A veces un miedo te puede llevar a un enfado o a una tristeza, claro que sí. Lo que sí creo que es importante diferenciar es un sentimiento de una acción, o una acción de otra. Es decir, enfado no = abandono; o me voy un rato no = a no te quiero...

    ResponderEliminar
  6. Lo de las caras es realmente eficaz...l@s niñ@s aprenden desde muy pequeñ@s a distinguir las diferentes emociones. Pero por otro lado, también creo que es muy importante ser honestas con ell@s...externar nosotras mismas nuestros sentimientos, l@s niñ@s siempre preguntan, así que aprovechémoslo: "me siento triste porque...", "estoy preocupada por...", "me siento muy feliz cuando...", "estoy llorando porque...". Esto, además de que les ayuda a comprendernos, les enseña a no tener miedo de expresar sus emociones con las personas que aman, que al final de cuentas será quienes siempre estaremos ahí para apoyarl@s!

    Un abrazo!!! =)

    ResponderEliminar