lunes, 29 de noviembre de 2010

YO MAMÁ, TU HIJA III

Este juego va a dar mucho de sí..... por todo lo que me dice jugando. Y este blog me va a permitir no olvidar nunca nada de lo que estamos viviendo, cada detalle y cada conversación.
La semana pasada, el jueves creo, tuvo un día difícil. LLegó un punto en el que enfadame no servía de nada y estaba cansada. Hablé con ella, con calma y tranquilidad. El un momento de la conversación le pregunto:
 Mamá: "¿Y entonces que hago contigo? Tu me dirás, hija...."
Xiao: "Pos.... quedalte connito" (encogiendose de hombros, con gesto come de decir "que remidio")
Me dió la risa, no lo puede evitar. Y le dije que claro que me quedaba con ella, hiciera lo hiciera, dijera lo que dijera me quedaría con ella, por que soy su madre y eso no lo podemos cambiar.
Entonces invierte el papel, ella es mamá:
Xiao: "ñora no pedia juidalte y buscado a mi ser mamá tuya. ¿no quieres ñora sea mamá tuya, a que no? queres yo se amamá tuya? claaaaaro. No sapemos es güena, lomejol si es, pelo no sapemos..... pelo no queres sea mamá tuya. ¿a que no?

Otra anécdota que ocurrió anoche. Vinieron a cenar mi hermano y su mujer con sus dos niños (9 y 11 años). No sé muy bien de qué hablábamos pero en un moento mi hermano le pregunta a mi hija como era ella de pequeña. Le contestó con mucho  desparpajo y total naturalidad: "no sapemos, yo no taba tavia con ellos" (señalándonos a su padre y a mi).

Este fin de semana también ha descubierto la familia, ha entendido que es y quienes somos. Pero eso lo dejo para otra entrada.....

9 comentarios:

  1. Ojalá el día de mañana puedas escribirle en un libro todo esto a tu niña.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Genial la pequeña, para comersela. Un beso y animo en los momentos mas durillos

    ResponderEliminar
  3. Bueno pues está muy claro que tiene muy claro de quien es quien, y de con quien quiere ella estar para siempre...Es para comérsela con esa media lengua!!!!!
    Besicos grandes para esa gran niña, hija de una gran madre...

    pilar

    ResponderEliminar
  4. que linda y desparpajo que tiene. Esto del blog si que sirve para recordad, ya sabes imprimir y encuadernar!

    ResponderEliminar
  5. Me la como con o sin patatas!

    Por cierto Xiao este finde hice unas croquetas con carne del caldo queeeee... uf a ver si pongo la receta!!! jeje he estado todo el fin de semana cocinando, a ver si es lo proximo que cuento

    ResponderEliminar
  6. A ver esa recetita....de las croquetas que estoy ahora también muy cocinillas...

    pilar

    ResponderEliminar
  7. Eso, eso Esther.... recetita, por favor.
    A tu caldito de pollo yo le llamo el "caldo fenchui" y ahora lo hago una vez en semana. Buenísimo!!!!

    ResponderEliminar
  8. Bueno, pues cambio un poco de planes, porque quería terminar de leerlo todo, pero son las tres y ya no puedo más... ¿Por donde empiezo?. Pues porque he llegado a tu blog por pura casualidad. No tengo niños adoptados, ni estoy en proceso, ni nada parecido. Pero es un tema que siempre me ha parecido muy bonito, todos empeñados en tener hijos ( incluída yo, que tengo dos ), con la cantidad de niños que hay por ahí y necesitan unos padres.
    Pues desde que te he encontrado me he ido directamente al principio, para conocer tu historia ordenadamente. Y sinceramente, tu hija me tiene apabullada.
    Mi hija mayor tiene once años, y siempre ha sido una niña muy introvertida. Y leyendo las cosas que hablas con tu hija, me he quedado hecha polvo. En dos sentidos: por un lado, por lo que la pobre ha sufrido, y al ser "mayor" cuando la recogísteis tiene tanta conciencia de ello; pero sobre todo, por lo que es capaz de expresar. Creo que tú en menos de dos años, y con bastante menos edad, has tenido con tu hija una serie de conversaciones muchísimo más profundas que yo con la mía. Ojalá mi hija fuera capaz de expresar, o al menos intentarlo, sus sentimientos como lo hace la tuya. Mi hija es muyyyyyyyyy sensible, pero se guarda TODO. ¿Tú sabes lo que es eso para una madre?. Pues gracias a Dios, por lo que veo, no. Yo he intentado hablar con mi hija por todos los medios, ha estado en psicólogos, y nada. Porque además, ya llega una edad en la que directamente te dice que "no necesita" un psicólogo. Pero cuando yo voy a intentar hablar con ella, siempre tiene la mente en cosas más importantes ( por si la extrema timidez no fuera bastante, tiene un déficit de atención ), y cuando consigo que "salte", como no sabe expresarse, solo llora por alguna tontería ( cuando digo esto me refiero a que no vamos ni de lejos al fondo de la cuestión, todo lo digo yo, y claro, no me puedo inventar qué pasa por esa cabecita ). Así que agradece bien esas expresiones, porque por experiencia propia, a tí te puede doler que hable así, pero si eso se quedara dentro iría haciendo mucho daño, un daño que yo en mí misma no he conseguido borrar, y en el caso de mi hija no sé cómo sacar.
    Enhorabuena por tu blog. Me alegro de qu siguieras a pesar de que te encontraran, y espero terminar de leerte mañana. Mucha suerte con todo.

    ResponderEliminar